Ohaguro-bettarijpg

Esta semana la sección ha sufrido un pequeño retraso, disculpar, pero aquí una servidora tiene el los «clinecs» como su mejor amigo desde hace unos días, y no he podido publicar la sección hasta hoy. Gomen ne, mina-san!

Esta semana nos encontraremos, en nuestras andaduras por el viejo Japón, con un yôkai muy parecido al noppera-bô, otro ser mitológico del que ya escribimos hace unos meses en esta misma sección. En esta ocasión os presentaremos al Ohaguro Bettari.

Ohaguro Bettari

El Ohaguro Bettari se suele ver de noche, merodeando por los caminos cercanos a los templos. En algunas ocasiones han llegado a meterse en las habitaciones de los hombres, buscando encandilarles con su forma femenina.

ohagurobettari2

Este yôkai tiene forma de mujer y suele vestir con un bonito kimono blanco de boda. Sus movimientos gráciles y femeninos atraen a aquellos hombres que caminan solos por esas zonas en la oscuridad de la noche, pero su encandilamiento solo dura hasta que ven su rostro, sin ojos, sin nariz, únicamente con una boca horrible, llena de dientes negros (tal y como se solían maquillar las mujeres de la burguesía en la era Heian).

Según cuentan, los avistamientos de los Ohaguro Bettari no están muy bien documentados a causa de que los testigos sienten vergüenza por dejarse embaucar de esa forma por un yôkai y no llegan a contarlo abiertamente. No se han detectado muertes, ni tampoco dietas extrañas, por lo que se cree que los Ohaguro Bettari pueden ser la forma que adquiere algún kitsune, tanuki o mujina bromista, que busca reírse un poco a costa de los humanos.