Únete a Umaru, una jovencita muy particular que no duda en mostrarse perfecta en público para que nadie se dé cuenta de su corazón otaku (y vago también).

Himōto! Umaru-chan

Una de las series de animación que ha sorprendido para bien en esta temporada de verano es la adaptación del manga Himōto! Umaru-chan, de Sankaku Head. Por ello no hemos podido resistirnos a contaros todo lo que tenéis que hacer para poder ver esta serie de una forma legal y con la mejor calidad de imagen posible. Gracias al servicio que ofrece Crunchyroll ya puedes formar parte de la Umaru-manía.

Perfecta en público, otaku en casa

Himōto! Umaru-chan

Umaru Doma es una joven de secundaria que vive junto a su hermano mayor Taihei. En el instituto Umaru es una chica perfecta que todo lo hace realmente bien y que es la envidia de todos. Pero esta imagen cambia radicalmente en el instante en que la chica entra por la puerta de su casa, pues se convierte en una vaga de cuidado (y otaku de primera) que pasa el rato viendo anime, leyendo mangas, jugando videojuegos y engullendo todo tipo de comida basura. Aparte, se vuelve toda una dependiente de su hermano, quien tiene que aguantar todos los caprichos de la muchacha. Pero, ¿hasta cuándo le durará a Umaru la buena vida y el servilismo de su más que sufrido oniichan?

Himōto! Umaru-chan es un seinen de Sankaku Head que nació en las páginas de la revista Weekly Young Jump en marzo de 2013 y que a día de hoy sigue en activo. En total, el público nipón puede hacerse con los seis primeros volúmenes de esta comedia que tantas carcajadas logra sacar a todo aquel que se atreve a leerla.

En lo que respecta al anime, este está dirigido por Masahiko Ohta y comenzó a emitirse en territorio nipón el 9 de julio de 2015. Actualmente sigue en antena y, de momento, se han podido ver los primeros diez episodios. El estudio de animación Doga Kobo es el que se encarga de la producción.

Himōto! Umaru-chan en Crunchyroll

Si al final decidís pasar un buen rato en compañía de Umaru, Taihei y del resto de personajes de Himōto! Umaru-chan, no tenéis más que ir a la página que Crunchyroll ha dedicado a la serie e ir escogiendo los episodios que queráis ver. Si sois usuarios Premium o Premium+ tendréis la suerte de tener un nuevo episodio traducido al castellano una hora después de su emisión en Japón.

Himōto-Humaru-chan-04

Ahora vamos a hablar del servicio que ofrece Crunchyroll en nuestro idioma. Además de poder ver el anime con una calidad de imagen en alta definición (aunque podemos bajarla según nuestro tipo de conexión), también podemos seguir la historia de cada episodio con unos buenos subtítulos en castellano. Estos, que no entorpecen nada la visualización del anime, ofrecen una traducción fiel y fácil para todos aquellos hispanohablantes, aunque de vez en cuando se cuela alguna que otra palabra o expresión latinoamericana. Además de traducir los diálogos, el servicio también pone en nuestro idioma los letreros y las onomatopeyas que se van sucediendo, algo que es de agradecer por parte del público otaku.

Por último, pero no menos importante, si sois de los que os gusta pegaros buenas maratones de anime, tenéis que saber que no hace falta que pinchéis en el siguiente episodio que vayáis a ver a continuación, pues en el instante en que el capítulo que estéis viendo acaba, segundos después pasa al siguiente. Todo un acierto.

¿Por qué ver Himōto! Umaru-chan?

Himōto! Umaru-chan es una serie de animación divertida y muy recomendable para aquellos que no quieran molestarse mucho en pensar sobre tramas enrevesadas o que no quieran ser testigos de épicas peleas que nunca encuentran el momento de acabar. Fresca y realmente divertida, este anime ofrece mil y una referencias al mundo del manganime y los videojuegos que los más otakus podrán reconocer al instante gracias a una animación fluida, muy colorida y la mar de ‘kawaii’.

Ya sabéis, talonianos, si aún no habéis conocido a Umaru no tenéis más que acudir a Crunchyroll y disfrutar de su servicio de reproducción de anime. Cuando vayáis viendo la serie seréis capaces de contestar a la siguiente pregunta: ¿Se merece Taihei un monumento por aguantar las impertinencias de Umaru? En mi opinión, sí.