La conocida franquicia Death Note contará con un nuevo live-action que llegará a la cartelera japonesa el año que viene.

Death Note

Tras la emisión del último episodio de la serie de imagen real de Death Note se ha confirmado que la franquicia contará con una cuarta película live-action que se estrenará en los cines nipones el próximo año. Esta, que será una «secuela prohibida», se situará diez años después de los sucesos que tienen lugar en la segunda cinta de la serie (Death Note 2: The Last Name) y mostrará un mundo que teme a los ciberterroristas. Aparte, los nuevos personajes que han heredado las personalidades de Light y L se verán las caras en un juego donde también participarán las seis Death Note que hay en nuestro mundo. Shinsuke Sato (Gantz) se encargará de la dirección.

Fuente: ANN