Nuestro análisis de Uncharted The Nathan Drake Collection te descubrirá lo bueno y lo malo de la trilogía lanzada en PlayStation 3.

Uncharted The Nathan Drake Collection

A pesar de que me encantan los juegos de disparos, de aventuras y de plataformas nunca me he considerado un fan acérrimo de la saga Uncharted. ¿Por qué? Pues porque a pesar de que en todos los juegos he encontrado momentos memorables y divertidos, siempre acababa aburrido de ellos por el abuso de tiros y enemigos a mansalva del que pecan los tres juegos.

Por ese motivo y no por otro me vi dubitativo a la hora de analizar Uncharted The Nathan Drake Collection, ya que la imagen que tenía de la trilogía no auguraba un análisis amable. ¿Qué hacer entonces? Pues jugarlos de nuevo a fondo para ver si mi idea sobre ellos estaba distorsionada.

En este análisis de Uncharted The Nathan Drake Collection no vamos a entrar en detalle de cada juego, ya que sería insoportablemente extenso y no descubriríamos nada a los que ya habéis jugado a las tres aventuras. Por lo tanto, lo que haremos será evaluar el juego de forma global y pasar de puntillas destacando los puntos más importantes -para bien y para mal- de los tres juegos.

 

Uncharted: El Tesoro de Drake. El tiempo no pasa para ti, Nathan Drake

A pesar de las ganas que tenía por comenzar a jugar por Uncharted 3, título que no había disfrutado en PlayStation 3 por desgana y falta de tiempo, me decidí a empezar por donde hay que hacerlo: por el principio.

Uncharted: El Tesoro de Drake comienza muy fuerte, con muchos tiros y explosiones, y te presenta una historia interesante relacionada con el oro de los españoles. ¡Sí, los juegos siempre sacan lo mejor de nosotros, merecido lo tenemos!

Uncharted The Nathan Drake Collection UnchartedPasado el tutorial en el barco llegas a la selva y allí todo es fantástico. Exploración, puzles y plataformas se dan la mano para ofrecerte una primera hora de juego fantástica y la mar de entretenida. ¿Qué pasa luego? Pues que el juego se pierde en un sin fin de disparos y toneladas de enemigos que te hacen pensar. ¿Oye Naughty Dog, qué tal si balanceamos un poquito las cosas? ¡Ya sabes, compagina un poco los disparos, con puzles, con historia y con plataformas!

Si como a mí la parte central del juego os resulta aburrida y repetitiva -al final remonta y mucho-, tened en cuenta que Uncharted: El Tesoro de Drake es un paseo que dura unas seis horas. Bueno, eso si consigues pasártelo entero, ya que si te pasa como a mí y te toca una copia que te destruye la partida a mitad del juego puede durarte unas cuatro.

UNCHARTED: The Nathan Drake Collection

Otro mérito especial -éste es positivo- de Uncharted: El Tesoro de Drake es que luce fantástico para ser un juego de hace ocho años. La selva se ve la mar de bien, las localizaciones no desentonan y todo se mueve la mar de fluido. Sí, está lejos de los juegos de hoy en día en PlayStation 4, pero se deja jugar la mar de bien y en ningún momento te dan ganas de arrancarte los ojos.

 

Uncharted 2: El reino de los ladrones. La sorpresa mayúscula de esta colección

Uncharted 2: El reino de los ladrones llegó en su momento como un juego que quería superar a su primera parte en todo y realmente lo consiguió de forma notable. Su historia, que se centra en Marco Polo, está mucho más elaborada que la presentada en la primera parte y añade nuevos personajes -algunos buenos y otros un pelín más reguleros- a la trama. Los momentos de acción también fueron mejorados, habiendo más diversidad de situaciones y puliendo el sistema de combate de forma notable.

Ahora bien, ¿dónde sobresale realmente Uncharted 2? Pues yo lo tengo claro: en los momentos épicos. Ya solo sus primeros minutos, con un Nathan herido en un tren a punto de caer al vacío, te regalan uno de los momentos más espectaculares que he visto en un videojuego.

Uncharted The Nathan Drake Collection Uncharted 2

¿Qué decir de su apartado gráfico en PlayStation 4? Pues que podría pasar perfectamente por un título mediano de la generación actual, hecho muy meritorio teniendo en cuenta que hablamos de un juego de hace seis años. Pero los gráficos no son lo que más te deja tieso en Uncharted 2: El reino de los ladrones, ya que su apartado artístico está por encima de todo y en pocos títulos podrás encontrar tanto mimo en pequeños detalles y recreaciones como en el juego de Naughty Dog.

¿Todo parece muy bien, no? ¿Dónde está el truco? Pues para mí, el truco está en que peca del mismo problema que en su precuela: el exceso de tiroteos. Uncharted 2 abusa de forma descarada de los momentos de acción y deja en un segundo lugar los de investigación, algo que resulta un poco frustrante si tenemos en cuenta que es un juego de aventuras. Además, hay localizaciones en las que el abuso se vuelve un sobreabuso, como en Nepal, que se hace interminable y cansino.

Para mí, si hubieran balanceado los momentos de ación con los de investigación y plataformas, ahora mismo estaríamos hablando de un juego prácticamente redondo.

 

Uncharted 3: La Traición de Drake. Naughty Dog bajó el pié del acelerador

Uncharted 3: La Traición de Drake era el único juego de la saga que no había disfrutado jamás. Teniendo en cuenta la avalancha de dieces que había recibido el título en su día estaba la mar de feliz de llegar virgen a esta tercera entrega y ver un juego tan redondo en todo su esplendor. ¡Pues craso error! Uncharted 3 es un juego más flojo que su precuela en varios puntos.

Su historia sigue la tónica de los anteriores juegos, mezclando personajes históricos reales con ficción perfectamente hilada. En esta ocasión seguiremos los pasos de Lawrence de Arabia y visitaremos Siria, Francia, Sudamérica y hasta protagonizaremos una fantástica y épica travesía por el desierto. De la misma forma que en Uncharted 2, los paisajes y las recreaciones están hechas con un mimo absoluto. De hecho, a día de hoy hay algunas partes que todavía te dejan con la boca abierta. ¡Mirad el desierto!

Uncharted The Nathan Drake Collection Uncharted 3

Uncharted 3 añadió varias novedades jugables a la saga, como poder devolver las granadas o pelearnos con varios enemigos de forma simultánea. Los puzles también fueron revisados y ahora son más exigentes, algo que se agradece muchísimo si lo comparamos con sus dos antecesores.

Si todo parece tan bien, ¿en qué flaquea Uncharted 3? Pues siento ser tan pesado, pero si en los dos juegos anteriores los momentos de disparos eran tediosos, en esta tercera entrega se llevan la palma. Durante el ochenta por ciento del juego tenemos que enfrentarnos a tropecientos soldados, algunos de ellos perfectamente blindados, que apenas reaccionarán a nuestras balas. Por supuesto, si queremos matarlos, tendremos que llenarles el cuerpo de plomo en repetidas ocasiones, algo que no es el paradigma de la diversión. Por otro lado, la inteligencia artificial de nuestros compañeros es un auténtico desastre, ya que en la mayoría de las veces reaccionan tarde y mal a cubrirnos o a devolver el fuego enemigo.

Uncharted 3 también dispone de grandes momentos épicos, aunque en esta ocasión no llegan a la altura a los mostrados en la segunda parte. Eso sí, el juego presenta algunos momentos de acción casposa que me encantan, como subir a un avión en marcha o sobrevivir a una caída de cientos de metros agarrados a una caja. ¡Épico y brillante!

 

Conclusión

Uncharted The Nathan Drake Collection es una colección notable que contendrá las ansias por Uncharted 4 durante unas semanas.Eso sí, el tener fallos que corrompen la partida hacen que no sea tan redonda como debería.

Para los fans de la saga, esta recopilación les permitirá disfrutar de sus juegos favoritos con mejoras visuales y jugables notables y otorgará la oportunidad perfecta a los nuevos usuarios que se quieran estrenar en ella.

Por otro lado, haber podido jugar a este juego me ha hecho ver las carencias que adolece, las cuales se han acentuado gracias a la irrupción de Tomb Raider, un juego mucho más balanceado entre acción, historia y jugabilidad. ¿Habrá tomado nota Naughty Dog del reinicio de Lara Croft? Esperamos por Uncharted 4 que así sea.

 

A favor

  • Su historia y sus apartado artístico
  • Es una remasterización a la altura
  • El doblaje al español es fantástico
  • Los momentos épicos que nos regala el juego, sobre todo su segunda parte

 

En contra

  • El abuso de los momentos de acción y su falta de equilibrio con los de exploración
  • El fallo que corrompe las partidas

 

Nota:

Nota-Talion-8