Nos pasamos al Japón antiguo de la mano de Shungiku Nakamura y el tomo único Hybrid Child. Esto es todo lo que nos ofrece esta adulta historia.

 

¡Hola de nuevo a todos! Vuelvo de nuevo (y con esta ya van tres) con BL Section, la (ya no tan) nueva sección de Tallon4 en la que cada mes analizamos una de las mejores y más sensuales historias yaoi. En esta ocasión me he decantado por un tomo único creado por una de mis autoras favoritas, además de ser toda una referencia en el mundo del Boys Love. Un manga muy ameno, rápido de leer y que, desde mi punto de vista, representa una curiosa metáfora de la vida real. Y os adelantaré a todos aquellos que preferís vivir los romances masculinos a través de la pantalla del televisor que… ¡Este manga tiene versión animada! Hoy hablamos de Hybrid Child.

Sinopsis

Hybrid Child es un manga compuesto por un compendio de historias cortas en la que los personajes están relacionados entre sí. La base de la obra son los denominados “Niños Híbridos” (Hybrid Child), unas creaciones artificiales que semejan niños pero que no son ni muñecas ni máquinas. Para crecer, estos seres necesitan recibir el afecto y las experiencias de su amo, por lo que los Niños Híbridos acaban convirtiéndose en un reflejo de sus propios cuidadores (tanto para bien como para mal, ya que acaban mostrando las debilidades, fortalezas, temores y pasiones de aquellos que les cuidan).

Hybrid Child

El primer capítulo se centra en la historia de Kotarou Izumi, un chico adolescente heredero de una de las principales familias de Japón, y de Hazuki, un niño híbrido al que Kotarou recogió de la basura. Aunque a Kotarou le costó comenzar a moverse, hablar y crecer como Hybrid Child (debido a que anteriormente había sido rechazado por sus amos varias veces), con el paso del tiempo se convirtió en un chico fuerte, atento y muy responsable, siendo uno de los principales apoyos de Kotarou. Pero un día la relación de los dos chicos se pondrá en peligro cuando, de pronto, Kotarou descubra que la vida útil de Hazuki como Niño Híbrido está llegando a su fin.

El segundo episodio habla de la historia de Ichi Seya, ex miembro de uno de los principales clanes de Japón, y de Yuzu, su pequeño Hybrid Child. Yuzu desea con toda su alma crecer y convertirse en alguien capaz de apoyar tanto emocional como sentimentalmente a Seya, ya que este tiene la costumbre de acudir solo a un jardín interno de rosas rojas en el que pasa largos periodos de tiempo meditando. La aparente distancia que les separa lleva a Yuzu a plantearle a Seya la idea de que intimen para, aparte de acercarse a él, conseguir crecer lo más rápido posible para serle útil a su amo.

Los tres últimos episodios (dos de trama y un extra muy breve) se centran en la historia de Tsukishima, un niño débil que resulta ser el hijo de un ministro, Kuroda (creador de los Hybrid Child), un niño perteneciente a un importante clan y al que le gusta molestar a Tsukishima, y Seya (el adulto del episodio dos). Los tres se conocieron cuando eran niños y crecieron juntos, convirtiéndose en amigos íntimos. Un día, Tsukushima es nombrado ministro, lo que le hace adoptar ciertas responsabilidades para con su clan. En ese momento estalla una guerra que hará que Tsukushima, Kuroda y Seya acudan al campo de batalla y deban aceptar un destino para el que no estaban preparados.

Impresiones

Hybrid Child es un tomo único de Shungiku Nakamura que explora las relaciones homosexuales desde un prisma mucho más puro y profundo de lo que esta autora tiene acostumbrados a sus seguidores. En muy poco espacio (dos de las historias sólo tienen un capítulo) la autora consigue dar vida a unos personajes que adoptan una personalidad muy humana en cuanto al trato y al cariño que se le debe dar a los seres queridos. En esta ocasión, Nakamura deja a un lado los problemas amorosos (en los que suele enredar a los lectores de sus obras) en un contexto actual para pasarse a un Japón feudal muy particular en el que se ha implementado el uso de unas “muñecas” con aspecto masculino que sólo pueden ser adquiridas por personas adineradas, con lo que consigue transmitir el orden jerárquico establecido y tan importante en un país como el nipón. Aparte de todo lo que conlleva una situación de este estilo, se une todo lo relacionado con las relaciones personales de índole homosexual. Este último punto se narra de tal manera que tanto si ves el anime como si lees el manga al final te olvidas de que la historia trata de un humano y un simple maniquí, pues la autora les añade tal nivel de sensibilidad y “humanidad” que es imposible pensar que están huecos por dentro.

Hybrid Child

Tal y como dije al principio de esta entrada de BL Section, Hybrid Child supone, desde mi punto de vista, una metáfora muy hermosa sobre cómo los niños crecen, aprenden y evolucionan a través de todo aquello que les transmiten  los adultos que les cuidan (normalmente los padres, pero no siempre). Así, estos niños absorben todo lo que reciben (conocimientos, amor, dolor, etc.) de sus progenitores para convertirse en adultos de provecho. Si nos centramos en el tema de las relaciones sexuales, estas son una vez más muy escasas (aunque para eso tenemos otras obras de la autora). Aún así, estas se insinúan de una manera muy sofisticada, dando importancia a los sentimientos por encima de la “acción”. Esta particularidad hace de Hybrid Child una historia tierna y apta para todos los fans del yaoi, ya que no hay nada que pueda echar atrás al lector o espectador que quiera disfrutar de esta obra.

En lo que respecta al manga en sí, el estilo sigue siendo algo desproporcionado (algunos no nos acostumbramos a ver unas manos más grandes que una cabeza, aunque en esta ocasión los personajes son mucho más ajustados a la “normalidad” que en otras obras de la sensei). No obstante, en esta ocasión el fino diseño de personajes de Nakamura está muy presente, demostrando que se ha esforzado para crear unos protagonistas que no se parezcan a otros iconos de su trayectoria como mangaka (Usami y Takano, por ejemplo). Limpios y muy directos, dichos dibujos nos muestran desde una emotiva escena en la que una rama de sakura es la protagonista hasta una escena de sexo sin mostrarlo, algo que muchos agradecemos con creces y que demuestra que esta autora está por encima de mostrar en todo momento escenas que pueden llegar a ser repetitivas o algo banales.

Hybrid-Child-bl-section-03

Si nos pasamos a la versión animada, este adapta a la perfección los cuatro capítulos principales de Hybrid Child (omitiendo el extra final). La adaptación animada está compuesto por cuatro OVAs (una por cada capítulo del manga) que siguen paso a paso el manga, por lo que el espectador siente que es una de las series más fieles a su versión original. Tengo que destacar la banda sonora, un conjunto de melodías que sabe potenciar los momentos más críticos, emotivos o importantes de la historia y que, sin ninguna duda, ayudan a que el espectador se emocione con lo que está viendo. Todo un acierto que hace del anime Hybrid Child todo un imprescindible para los fans del yaoi.

Como conclusión, simplemente repetir todo cuanto ya he mencionado en esta entrada. Hybrid Child es una historia tierna, dulce y mucho más humana de lo que puede parecer en un primer momento. Además, esta obra recoge parte del particular humor de Shungiku Nakamura, haciendo que su lectura o visualización sea muy amena y divertida (aunque hay momentos en los que hace que se te encoja todo). Una gran opción para pasar una tarde lluviosa de otoño-invierno (o de calor de primavera-verano).

Lo mejor:

  • Historia un pelín oscura que te atrapa desde el principio.
  • No se centra exclusivamente en el contacto físico entre chicos, sino que ahonda más en los sentimientos y las relaciones interpersonales de los protagonistas.
  • Personajes que en poco tiempo logran ganar la simpatía del lector y del espectador.

Lo peor:

  • Dibujo un poco desproporcionado.
  • Ausencia de escenas “hard” en el anime (a pesar de lo mencionado anteriormente, una fujoshi siempre espera un poco de “vidilla” y que se muestre más chicha en la versión animada. Tampoco lo considero algo muy negativo, pero algo tenía que poner).

Hybrid-Child-bl-section-04

Ficha Técnica:

Título: Hybrid Child.
Autor/a: Shungiku Nakamura.
Tipo: Yaoi.
Género: Romance, Drama.
Revista: Be x Boy.
Editorial: Seiji Biblos.
Año: 2005
Número de tomos: 1

Hybrid-Child-bl-section-05

Ficha Técnica:

Título: Hybrid Child.
Autor/a original: Shungiku Nakamura.
Tipo: Yaoi.
Género: Romance, Drama.
Director: Michio Fukuda.
Animación: Studio DEEN.
Año: 2014-2015
Número de episodios: 4