Preparad cuchillo y tenedor porque vamos a hincarle el diente a la Edición del manga Oishinbo a la carte que nos trae Norma Editorial.

Oishinbo a la carte

Qué razón tenía Karlos Arguiñano cuando cantaba eso de “qué gustito, qué placer, andar en la cocina”. Porque qué duda cabe de que uno de los mayores placeres de esta vida es el comer. Y si se hace bien, mejor que mejor. Pero no todo es tan sencillo como parece. Muy al contrario, el saber cocinar apropiadamente cada producto es un arte que requiere paciencia, constancia, práctica y, sobre todo, dedicarle mucho tiempo a adquirir unos conocimientos que sirvan para extraer todo su potencial tanto al sabor como a las propiedades de cada alimento, ya sea este verdura, pescado, carne, hortaliza o fruta. Una de las últimas novedades que Norma Editorial ha puesto a la venta pone de manifiesto, a través de un conflicto filipaterno, lo que supone en Japón el arte de la cocina, algo que no todo el mundo sabe hacer apropiadamente y que requiere cierta maña. Así pues, no os hacemos esperar para presentaros cómo es la edición de Oishinbo a la carte que Norma Editorial ha preparado para todos nosotros.

“Según el interés que le pongas, es posible conseguir en una semana algo que a otras personas les costaría meses”

Oishinbo a la carte

Yuzan Kaibara es un famoso pintor y maestro alfarero con un don especial para apreciar la buena comida. Su obsesión por la cocina le llevó a fundar el Club Gourmet, un selecto grupo de élite compuesto por políticos y empresarios, pero al que sólo pueden acceder los paladares más selectos que demuestren tener conocimientos y sean capaces de distinguir los mejores productos de lo que se puede considerar “comida del montón”. Sin embargo, su estricta manera de entender el arte de la cocina le llevó a perder a su mujer y a que su hijo huyese de casa, rompiendo toda relación con él.

Años después el periódico Touzai Shinbu se propone crear el menú definitivo, es decir, un compendio de los mejores platos en función del equilibrio perfecto entre preparación, sabor y presentación. Para esta misión eligen a los periodistas Shiro Yamaoka, un joven con un paladar muy fino, y a Yuko Kurita, quien posee un talento innato para detectar los sabores y la textura de los alimentos. Sin embargo, cuando sus compañeros se enteran de que Shiro es en realidad el hijo “perdido” de Yuzan, el ahínco para que el primero acabe aceptando el reto de crear el menú definitivo y que retome la relación con su padre acabará convirtiéndose en el eje central que ayudará al lector a descubrir los entresijos del arte culinario japonés.

Oishinbo es un manga creado por Tetsu Kariya (guión) y Akira Hanasaki (ilustraciones) que comenzó a publicarse en la revista Big Comic Spirits en octubre de 1983. Actualmente la serie sigue en activo y cuenta con ciento once volúmenes recopilatorios en el mercado.

Durante la celebración del Salón del Manga de Barcelona de 2014 Norma Editorial anunció en su conferencia que se había hecho con los derechos de publicación de Oishinbo, que se editaría bajo el título Oishinbo a la carte. No obstante, para la edición en España la editorial catalana ha seleccionado algunos de los mejores capítulos, de manera que sólo se publicarán siete volúmenes con los momentos más representativos y mejores de los que hasta la fecha ha vivido el público japonés. Además, estos se elegirán de acuerdo a una temática, de manera que cada uno de los capítulos incluidos en los volúmenes pertenecerá a las siguientes categorías: cocina japonesa; sake; ramen y gyoza; pescado, sushi y sashimi; verduras; arroz; e izakaya. Veamos a continuación cómo es el primer volumen de esta delicatessen que nos ofrece Norma Editorial.

Edición de Oishinbo a la carte por Norma Editorial

Oishinbo a la carte es en sí misma una obra llena de detalles que se reflejan a través del laborioso dibujo con el que se crea cada plato. Por ello, y con la intención de mostrar de la manera más fiel y correcta posible las obras de arte que suponen el diseño de cada menú, Norma Editorial ha optado por ofrecer al público esta obra de Kariya y Hanasaki en un formato de  grandes dimensiones al que los lectores estamos poco habituados. Así, Oishinbo a la carte se presenta en un formato de rústica con solapas en un tamaño de 14,5 x 21cm. A primera vista puede parecer excesivo, pero el detalle de cada ilustración hace que el tamaño del volumen adquiera relevancia a la hora de ofrecer esta obra con la máxima calidad y precisión, ya que un formato más reducido implicaría la disminución de sus propiedades y se perdería parte de su esencia, haciendo que las réplicas de los platos no se pudiesen percibir con total claridad.

Oishinbo-a-la-carte-por-Norma-Editorial-04

En cuanto a su contenido, Oishinbo a la carte se compone de 266 páginas en blanco y negro que, a su vez, se dividen en diversos apartados. En primer lugar la obra se inicia con un breve resumen que pone al lector en situación para que le sea más fácil asimilar todo cuanto va a leer a partir de ese momento. A continuación se despliega una breve guía de personajes (ya que esta obra está llena de individuos que ayudan a desarrollar la trama sin dejar un solo momento para el descanso). Seguidamente se encuentra el índice, el cual precede a los diez capítulos que componen este volumen.

Oishinbo-a-la-carte-por-Norma-Editorial-05

Oishinbo a la carte es una obra llena de matices que no sólo se reflejan en el diseño de cada viñeta, sino también en el variado y específico vocabulario japonés que da nombre a alimentos, platos preparados, utensilios de cocina e incluso cargos y oficios. Por ello, y para permitir que ningún lector castellanoparlante se sienta intimidado o perdido entre tanta información, Norma Editorial incluye al final de la obra un pequeño glosario que ayuda a que Oishinbo a la carte sea una obra más asequible para aquellos aficionados al manga que, sin tener conocimientos sobre japonés o su terminología, puedan disfrutar como se merece de una obra de estas características. Este está realizado de una manera excelente por Roger Ortuño Flamerich en colaboración con DARUMA Serveis Lingüístics, S.L. Además, cada episodio incluye aclaraciones sobre determinados términos para que la lectura sea más rápida y amena.

Oishinbo-a-la-carte-por-Norma-Editorial-06

Conclusión

Simplemente viendo el formato en que se ha editado Oishinbo a la carte el lector percibe que no se trata de una obra más de las que copan las estanterías de librerías especializadas y grandes superficies. Muy al contrario, este manga supone todo un reflejo de la sociedad japonesa a través de su gastronomía y costumbres culinarias. Con ese fin la obra está llena de episodios que, a veces de manera forzada y otras no tanto, introduce al lector en “combates épicos” en los que la elaboración de un plato o de un alimento concreto suponen el hilo conductor de los mismos. En cada interesante episodio se trata de ensalzar la comida japonesa y recalcar que es de muy buena calidad, elaborada y que no tiene que envidiarle nada a la occidental o la china. No obstante, hay que destacar que Oishinbo a la carte no es una obra apta para todos los públicos, ya que sus extensas explicaciones sobre determinado aspectos de la cocina japonesa y del buen comer pueden convertir a esta en una historia densa difícil de digerir. Por ello, todos aquellos que se introduzcan en el mundo de Oishinbo deben tener cierta predisposición a disfrutar de una temática que, ciertamente, nos resulta casi por completo desconocida, pero de la que podemos aprender mucho si mostramos las aptitudes necesarias para ello.

Oishinbo-a-la-carte-por-Norma-Editorial-07

Como ya se ha mencionado anteriormente, Oishinbo ofrece un nivel elevado tanto en su composición como en su contenido, ya que se suceden extensos diálogos (o monólogos) que ayudan al lector a entender cosas que a simple vista parecen muy comunes y mundanas pero que, de hecho, tienen una gran importancia y son fundamentales en el arte del buen comer en Japón. De esta manera, quien se adentre en las cocinas de Oishinbo descubrirá que los japoneses realizan todo con mucho mimo, esmero, cuidado y, sobre todo, tiempo y dedicación. Desde el tallado de unos “simples” palillos para comer hasta la elaboración de una receta “fácil” para cocinar un besugo, pasando por la mejor manera de cortar cada alimento antes de servirlo, Oishinbo es un sí mismo una guía ilustrada que explica, orienta e instruye al lector en un campo que en los últimos años ha adquirido gran fama en España (gracias, sobre todo, a programas televisivos de éxito dedicados a la cocina).

En cuanto a los personajes, aunque su diseño es muy plano y lineal, constituyen elementos perfectos que ayudan a mostrar la amplia gama gastronómica japonesa. Relacionado con este ámbito, algunas de las “batallas culinarias” pueden resultar un tato forzadas o exageradas, aunque hay que recordar que el fin último de esta historia es instruir al lector en el arte de la cocina tal y como lo entienden los japoneses especializados en esta rama.

En lo que respecta a la edición que nos trae Norma Editorial, esta es realmente completa y detallada en todos los sentidos, pues traducir a nuestro idioma (o darles sentido para un público poco familiarizado con una terminología tan concreta) todos los términos y conceptos que aparecen a lo largo de cada tomo no es tarea fácil. Asimismo, y viendo el rumbo que está tomando el manga en nuestro país, una obra como Oishinbo a la carte supone una apuesta arriesgada que los amantes de la cultura japonesa y su gastronomía agradecerán, pues ahora ya pueden conocer todos sus secretos.

Así pues, no perdáis la ocasión de darle un mordisco a Oishinbo a la carte. Una obra que os introducirá en un mundo desconocido pero delicioso que os hará saltar de un plato a otro al tiempo que os instruye en materia culinaria. Porque, como suele decirse, “en el comer y en el rascar todo es empezar”. Y en el caso de Oishinbo es lo mismo.

Oishinbo-a-la-carte-por-Norma-Editorial-08