narai

Durante el periodo Edo, Narai marcaba el punto medio entre Kioto y Edo (Tokio) a los viajeros que realizaban la Ruta Nakasendo, uno de los caminos más transitados de la época que unía ambas ciudades. Fue una ciudad muy rica, a la sombra del Valle de Kiso (hace muy poco os la marcamos como unos de los Siete sitios para perderse en Japón que (posiblemente) no conozcas).

Ahora es una ciudad que aún conserva ese encanto tradicional de la era Edo, con sus casas de madera muy bien conservadas. A pesar que fue un punto tan importante durante años, ahora no es un lugar al que se suelan aproximar los turistas extranjeros, por lo que puedes sumergirte y disfrutar todo su encanto, casi como si entrases en un bucle espacio/temporal.

Tomar un largo y relajado paseo por la calle principal de Narai es muy interesante para los amantes del Japón más tradicional. Entre los edificios encontraremos dos antiguas residencias, abiertas al público a modo de museo, tiendas de souvenirs, restaurantes y tiendas tradicionales.

¡Qué bonito es Narai! …Y en 4K más 😀

Fuente: Japan Guide / Akihabara News