Las fotografías de baby onigiri triunfan en Twitter y crean una de las modas fugaces más cucas de la red.

baby onigiru

Japón es un país que por tendencia es tremendamente propenso a crear modas pasajeras que vienen y van como los turrones de chocolate en Navidad, de esos que ves uno pasar ante tus narices en la comida familiar y rápidamente desaparece para no volver a saber más de él (por suerte mi familia es muy chocolatera ^_^).

Bueno, al lio. Una nueva moda se ha impuesto este fin de semana en la red de redes virales nipona, estamos hablando de Twitter, como no. Si hace unos meses eran las jovencitas las que se hacían fotos de su canalillo y sus piernas dar ánimos a los «salaryman» en sus duros trabajos, después llegó el turno a los conejitos, una de las mascotas favorita de los japoneses, convertirse en una peluda funda para el smartphone y ahora le toca el turno a los bebes. Los adorables bebes japoneses corren el riesgo durante las próximas semanas de convertirse en baby onigiri, algo como esto:

Y es que los padres y madres orgullosos del mundo siempre dicen que su niño está para comérselo, pero compararlo con una triangular bolita de arroz ya es llevar el dicho a un terreno un tanto macabro. Otra moda pasajera fugaz de la que hablamos aquí y ahora, y en dos semanas habrá quedado atrás ¿Que nos deparará el futuro? ¡Qué más da! Disfrutemos el presente con algunas fotos de los baby onigiri.

Fuente: Twitter