¿Qué ocurre cuando, tras defender un ideal, nos convertimos en el objeto de la polémica? Esta cuestión y muchas más son las que nos plantea el manga Ajin (Semihumano).

Ajin (Semihumano)

En los últimos años el mercado del manga nacional ha experimentado un auge notable, especialmente en obras que ponen de manifiesto una peculiaridad del ser humano que le sitúa en la cuerda floja que divide la moral de la justicia. Historias en las que ciertos personajes muestran la insidiosa tendencia de ir dando lecciones de moralidad a todo aquel que se le pone por delante sin tan siquiera pararse a pensar si lo que dice es coherente, justo o, al menos, “humano” (práctica que, por otro lado, resulta bastante común en el mundo real en el que vivimos). Pero, ¿qué ocurre cuando, tras defender con gran ahínco un ideal o teoría, nos convertimos en el objeto de la polémica? ¿Qué sucede cuando el destino hace que te conviertas en algo para lo que no estabas preparado y que la gente tiende a juzgar y criminalizar sin tan siquiera pararse a comprobar si están en lo cierto o su miedo es infundado? ¿Y si precisamente es esa presión social la que hace que el individuo se convierta en ese espécimen temido y odiado (casi a partes igual) que aterra al resto? Este hecho es el que pone de manifiesto la obra que os presentamos en esta entrada. Con gusto os presentamos la edición en castellano que ha preparado Norma Editorial de Ajin (Semihumano).

“¿… Cuál es la razón por la que tenemos que morir?”

Ajin (Semihumano)

Hace diecisiete años apareció en África un extraño ser que rompió todas las normas vitales y lógicas conocidas hasta el momento. Se trataba de un Semihumano, un hombre que debería haber fallecido pero que, contra todo pronóstico, no lo hizo. Actualmente, en todo el mundo existen cuarenta y seis semihumanos identificados, todos ellos víctimas de conflictos armados, enfermedades terminales o suicidios que se resistieron a abandonar este mundo. En pro de la ciencia y del conocimiento, dichos individuos fueron capturados, separados del resto de la civilización y sometidos a dolorosas e interminables torturas destinadas única y exclusivamente a analizar cada una de sus muertes, seguida de cada una de sus resurrecciones, para conocer mejor a qué nueva “amenaza” se enfrentaba la humanidad.

Kei Nagai es un joven que dedica la mayor parte de su tiempo a estudiar, ya que su sueño es convertirse en un médico y un hombre de provecho. Sin embargo, un día, mientras se encuentra ensimismado en sus recuerdos de infancia, Kei es atropellado violentamente por un camión. A pesar de que la lógica inducía a pensar que Kei había fallecido, milagrosamente se levanta del suelo, completamente ensangrentado, pero aparentemente sano y en (casi) perfecto estado, evidenciando lo que hasta el momento desconocía: Kei es un Semihumano (Ajin). Perseguido por una sociedad que se mueve por el miedo, el dinero, y la fama, el chico deberá huir para mantenerse a salvo de una civilización que se presenta mucho más peligrosa y temible que su propia condición. Pero, ¿hasta cuándo podrá el joven mantenerse y mostrarse como un humano cuando su vida pende de un hilo y se encuentra sometido a una “caza de brujas” sin igual?

Ajin (Semihumano) es un manga de género seinen creado por Gamon Sakurai (dibujo) y Tsuina Miura (guión) que comenzó en el año 2012 en las páginas de la revista good! Afternoon (Kodansha), publicación donde continúa editándose con regularidad. A día de hoy los nipones pueden adquirir los siete primeros volúmenes de la historia.

En el caso de España, Norma Editorial sorprendió a todos el pasado mes de abril al anunciar que se había hecho con los derechos de publicación de esta historia. El primer tomo se puso a la venta coincidiendo con la XXI Edición del Salón del Manga de Barcelona. Si todavía no sabes qué ofrece esta nueva historia que ha llegado no sólo para engrosar el catálogo manga de la editorial catalana, sino también para ofrecer un producto nuevo al público otaku nacional, sigue leyendo y descubre cómo es la edición que Norma Editorial ha preparado de esta obra.

Ajin (Semihumano)

Edición de Ajin Semihumano por Norma Editorial

Norma Editorial continúa su camino de difusor de la industria del manga realizando ediciones en castellano lo más parecidas posible a las originales. En esta ocasión, la edición de Ajin (Semihumano) se presenta en formato rústica con sobrecubierta plástica en la que el tono aguamarina oscuro es el protagonista principal, además del “espectro”, por supuesto. Si retiramos dicha sobrecubierta, tanto en la portada como en la contraportada encontramos una imagen de un paraje japonés real en el que se puede ver la presencia de un Ajin. Sí, talonianos, estas criaturas están junto a nosotros en todo momento y en cualquier parte del mundo. Por último, y relacionado con la sobrecubierta, debemos añadir que en la zona delantera interior de ésta se ha incluido el índice de este primer volumen.

Ajin (Semihumano)

Con unas medidas de 13×18,2cm., el tomo se compone de doscientas veintiséis páginas, de las cuales cuatro son a todo color, divididas en cinco capítulos. Gracias al alto gramaje de las hojas y al buen trabajo realizado por Norma Editorial a la hora de imprimir el producto (no encontramos fallos tales como borrones o manchurrones), podemos decir que leer esta primera parte de Ajin Semihumano se convierte en toda una experiencia gratificante y entretenida aunque, como de costumbre, lo apretado del prensado de las páginas hace que sea necesario abrir el tomo para leerlo más de lo deseado por algunos. Asimismo, esto no hubiera sido igual de no ser por la labor de Marc Bernabé (DARUMA Serveis Lingüístics, S.L.), quienes han logrado adaptar a nuestro idioma todos los conceptos necesarios (e imprescindibles) para poder seguir la trama sin perdernos en ningún momento.

Conclusión

Ajin (Semihumano) es un manga que, personalmente, me ha sorprendido para bien. A pesar de que la historia (basada en un conflicto entre seres humanos y seres “diferentes” -Semihumanos- recuerda a otras obras del género como Tokyo Ghoul) puede resultar “trillada” o poco interesante, estas son ideas preconcebidas alejadas de la realidad. La temática vuelve a sacar a la palestra lo difícil que le resulta al ser humano mantener sus principios cuando se siente acosado o perseguido, así como el cambio de perspectiva y prioridades cuando la propia vida está en juego. De la misma manera, se pone de manifiesto el continuo debate moral (basado en un doble rasero asentado en la ignorancia) que refleja  lo fácil que es criminalizar aquello que se desconoce o teme.

En cuanto a los personajes, estos muestran caracteres perfectamente definidos que, no obstante, sorprenden desde el primer tomo debido a la rápida evolución (o cambio de actitudes) que muestran.

En lo referente al dibujo, este mantiene las proporciones y la calidad en todo momento. A lo largo del volumen encontramos viñetas a doble página de gran calidad técnica y artística. Estas son sabiamente empleadas para ilustrar los momentos de mayor acción, tensión o relevancia para la resolución de situaciones comprometedoras o peliagudas para el protagonista. Además, estas suelen ser las encargadas de mostrar los puntos de inflexión que provocan giros o cambios en el curso de los acontecimientos, lo que implementa su relevancia y peso.

Ajin (Semihumano)

Oscura sin llegar a ser siniestra, aunque sí es bastante sangrienta, Gamon Sakurai emplea continuamente los claroscuros para generar mayor tensión y suspense, pero sin que cada dibujo sea caótico o no llegue a entenderse. Por su parte, Tsuina Miura hace que los diálogos, sin llegar a ser excesivos o complejos, sino que se muestran en su justa medida, posean importancia propia para el desarrollo de la historia y su comprensión, haciendo que complementen perfectamente a las ilustraciones.

Finalmente, y centrándonos en la edición de Norma Editorial, esta no decepciona al lector otaku. Ajin (Semihumano) posee la calidad a la que la editorial catalana tiene acostumbrados a sus fieles, manteniendo un equilibrio apropiado entre calidad y precio. Cabe destacar el alto gramaje de las páginas, lo que confiere un grosor y consistencia al volumen. En lo referente a la traducción, Marc Bernabé vuelve a realizar un gran trabajo no sólo de traducción, sino también de adaptación de los propios textos, que ayudan a acercar esta obra al público y hacerla entendible y accesible para un target cada vez más amplio y más ávido de nuevos contenidos.

Si te gustan las historias de acción, aventura, suspense, misterio, y un tanto oscuras y gore, no pierdas la oportunidad de echarle un vistazo a Ajin (Semihumano). Quizás la curiosidad te lleve a engancharte en una historia que promete una más que intensa e interesante batalla entre humanos y semihumanos.

Ajin (Semihumano)