Monster Boy and the Cursed Kingdom tiene una mecánica jugable que me atrae como la miel a las moscas.

Ojeando Gematsu me acabo de encontrar con el primer trailer de jugabilidad de Monster Boy and the Cursed Kingdom, un plataformas en 2D con algunos puzles que pinta la mar de majo.

A parte del apartado visual y el diseño de personajes y enemigos -el pulpo me ha ganado del todo-,  la peculiaridad de que el protagonista pueda transformarse en cinco animales diferentes con habilidades únicas me ha parecido genial. También hay otros factores interesantes en el juego, como caminos ocultos, batallas contra jefes finales enormes o podernos equipar con armas y armaduras que mejoren nuestras características.

Monster Boy and the Cursed Kingdom llegará a PlayStation 4, Xbox One y PC en 2016.