En Japón el primer y el segundo día del año son muy especiales, se ponen sus mejores trajes y acuden al templo para la primera visita del año. Pero no solo los japoneses humanos tienen derecho a ponerse sus mejores galas, pues cada vez es más habitual que gatos y perros también acudan al templo para dejarse ver con su nuevo modelito nipón.

Y es que parece que ante la decadencia de las relaciones humanas que lleva a la falta de nacimientos en Japón, el mercado infantil ya no es tan rentable y muchos diseñadores han optado por dedicarse al mundo de la moda tradicional para mascotas. ¡El caso es que están tan monos!

628-e1451721045857

918

1223

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

1913

2016

3110

dog1

dog3

dog51

dogs7

dogs9

dogs10

Fuente: Rocket News 24