Hace muchos años nació en Japón la primera capital del país, Nara, creada a imagen y semejanza de la capital del imperio Chino, tanto en su sistema de gobierno y administración como en la estructura de sus calles. Tras muchos años de bonanza la corrupción, entre otros asuntos, llevó a trasladar este nuevo sistema hasta un lugar diferente: Kioto, dónde a su vez, también se creó a imagen y semejanza de la vieja capital de Nara.

Kioto fue la capital de Japón durante muchos y buenos años, en los que la cultura y las artes crecieron y se expandieron entre la clase aristócrata japonesa en una explosión de creatividad que marcó una era, la era Heian. A su vez la ciudad de Kioto fue una gran afortunada en la Segunda Guerra Mundial, pues al estar señalada desde el principio como un posible objetivo de la bomba atómica quedó al margen de los bombardeos generales y logró salvar muchas zonas y estructuras de las que podemos disfrutar a día de hoy. Parece que la suerte tocó con su varita mágica a la ciudad, pues aunque estaba en las listas como posible objetivo logró librarse de estar entre las primeras… Dicen las malas lenguas que alguien en Estado Unidos le tenía un apego especial a la ciudad.

¿Y por qué te contamos todo esto? Pues porque pese a todo el tiempo pasa factura, y aunque la ciudad es visitada por miles de turistas al año precisamente por su aspecto más tradicional, es imposible que todo sea igual un milenio después. Pero para eso está la tecnología, y es que gracias a un mapa interactivo desarrollado por la Universidad Ritsumeikan de Kioto podemos ver cómo era estructuralmente la ciudad en el periodo Heian, entre los siglos VIII y XX.

Mapa Heiankyo es una herramienta de navegación inteligente (que se puede encontrar aquí) y que trabaja con los datos de Google sobre los mapas para la ciudad.

mapa kioto

Fuente: Rocket News 24 / Heian-kyo