Hoy os quiero mostrar mi último descubrimiento, el templo Otagi Nenbutsu-ji. Supongo que muchos de vosotros ya lo conocíais ¡Afortunados! Pues para mi es la primera vez que escucho sobre él, pero me ha enamorado y va a ser uno de los puntos clave en mi próximo viaje… Esperando que llegue pronto, jijijiji (risa maliciosa).

El templo Otagi Nenbutsu-ji es poco conocido entre los turistas que visitan Kioto y es que, a primera vista, está un poco lejos de las rutas habituales. Es conocido por albergar 1200 figuras de Rakan (o Arthat), los discípulos de Buda. El templo data del periodo Kamakura, aunque originalmente no se encontraba en esa situación, sino en el centro de Kioto. Fue trasladado y reconstruido, como muchos otros templos en Japón a lo largo de la historia, aunque aún se conserva su entrada original, decorada con guardianes.

El camino hasta el templo también es algo digno de ser disfrutado. La forma más sencilla de llegar es desde la parada de Saga-Arashiyama Station (línea San-In) y después disfrutar de un camino de entre 20 minutos y media hora por la calle Saga Toriimoto. Saga Toriimoto es una de esas calles que se ha conservado como patrimonio cultural histórico, y gracias a ello podemos ver desde las casas tradicionales niponas o  Machiya hasta las casas triangulares con tejado de paja, Minka. Solo por ello merece la pena la caminata, ¿no?

 

torimoto-001 torimoto-002

Desde luego esta será una zona marcada para el siguiente viaje a Japón ¿Os ha llamado la atención también a vosotros?

Imágenes: Flick Endika