Paquito Hentai vuelve a la carga con un análisis del juego de puzles más picante del panorama actual: Hunie Pop.

Imaginaos que estáis jugando a uno de esos juegos de encefalograma plano que nos ofrecen varias redes sociales, cuya simpleza los hace altamente adictivos a pesar de que la única recompensa que ofrecen es el pasar al siguiente nivel. Ahora imaginaos que dicho juego os premia ofreciéndoos imágenes picantonas de varias “jamelgas” cada vez que completáis con éxito un desafío y dadle un pequeño toque de dating simulation, marinadlo en lágrimas de feminazis y¡tachán! Disfrutad de Hunie Pop.

Hunie Pop es un juego indie desarrollado por HuniePot (sí, los que ofrecieron un millón de dólares por los derechos de distribución del Dead or Alive Xtreme 3 en occidente) que salió al mercado el 19 de enero de 2015, financiado con una campaña de Kickstarter que alcanzó 50000 dólares de los 20000 que precisaba en un principio. A pesar de su contenido sugerente, tanto GOG como Steam ofrecen versiones levemente censuradas (tan levemente que la diferencia con el original es mínima), distribuyendo MangaGamer la versión íntegra del mismo.

La historia comienza cuando nuestro personaje (de género al gusto del jugador) conoce a Kyu, un “Hada del amor” quien, como corresponde a su trabajo, nos ayudará a ligar con todas las chicas que pueda. Para ello nos obsequia con una especie de PDA, el HunieBee, que nos permite localizar a las muchachas que hayamos almacenar los datos de las mismas, comprar regalos y mejorar nuestras habilidades para las citas.

El sistema de juego consta de dos partes: la interacción y la cita. En la fase de interacción podremos darle regalos a la chica y conversar con ella. Dar los regalos y respuestas adecuadas, distintos para cada chica, nos daría “Hunies” moneda del juego, similar a la experiencia con la que podremos mejorar nuestros atributos a la hora de la cita. Naturalmente, no podemos estar interrogándola eternamente pues le entrará hambre y no responderá a nada de lo que le digamos por lo que tendremos que darle comida y no valdrá cualquier cosa pues son muy suyas las señoritas y cada una sólo come ciertas cosas (de donde deducimos que ninguna de las chicas de Hunie Pop tiene abuela).

huniepop gameplay

En la fase de la cita nos encontraremos con un tablero con varios iconos que tendremos que agrupar en grupos de 3 o más para llenar la barra de afecto dentro del límite de movimientos de cada escena. Cada chica tiene grupo que le gusta más y otro que le gusta menos, llenándose la barra más rápida o lentamente según los grupos que formemos. Al finalizar cada cita recibiremos dólares que usaremos para comprar regalos, comida, bebidas en la fase de interacción y, si la concluimos con éxito, recibiremos una CG picantona de la chica en cuestión. En caso de que esta sea la cuarta cita y se desarrolle por la noche, podremos llevárnosla a nuestro cuarto.

Pero, una vez en nuestro cuarto, cuando nos hemos mentalizado de que tendremos una pequeña sesión de CGs y “texto guarro” nos encontramos con que… ¡Tenemos que superar un nuevo minijuego! Y en este caso, pese a no tener límite de movimientos, ¡la barra decrece a gran velocidad (de verdad, si el coito fuese la mitad de difícil que esto la raza humana estaría extinta)!

El apartado visual del juego es aceptable y los temas musicales son bastante variados y bien conseguidos. Las voces de las chicas están muy bien elegidas y ninguno de los múltiples efectos de sonido llega a hacerse pesado.

huniepop gameplay 2

Conclusiones

Hunie Pop es un juego entretenido que perfectamente podría establecerse como el Rey entre las aplicaciones de las redes sociales. Los personajes están maravillosamente caracterizados y sus apartados visual y sonoro son más que aceptables. Sin embargo, como en varios de estos juegos, el tener éxito en una cita tiene depende en gran parte de la suerte y, a título personal, echo de menos una escena de sexo algo más fluida que una CG sin ningún tipo de ambientación… Por no decir que el minijuego del dormitorio me hizo sentirme traicionado.