A poco que te guste la cultura japonesa o que seas un poco observador habrás comprobado la tendencia de las mujeres japonesas a taparse la cara mientras sonríen… ¿Por qué lo hacen? ¿Será algo cultural, por vergüenza o una moda pasajera que nos ha tocado vivir? Pues en realidad sí, no y un poco de todo. Me explicaré mejor, la razón de que las mujeres japonesas tengan la costumbre de taparse la boca al reírse no es una de sola, existen varias causas que desgranamos a contamos a continuación:

  • Factor cultural. La elegancia y la cortesía de la sonrisa japonesa se basa en la sencillez de los pequeños actos. Una risa sonora, enérgica,… de esas que diríamos “se está riendo con ganas” es algo mal visto en Japón en las mujeres, en donde históricamente se ha premiado la sencillez y la discreción, especialmente en los modales del sexo femenino. Se ha de tener en cuenta que es una cultura diferente y mientras ellos premian ese tipo de gestos en Europa se aprecia más una vigorosa y amplia sonrisa.
  • Estético. En general el pueblo japonés tiene los dientes muy mal alienados, por eso muchas mujeres tienen la excusa perfecta para no mostrar su dentadura en público, al taparse la boca si tienen que reír.
  • Imitación. ¿A quién no le ha dicho su madre alguna vez: “Y si Juanito se tira por un puente tú también lo harías”? Y es que la imitación es uno de los actos innatos de aprendizaje del ser humano, y por eso muchas mujeres japonesas imitan el acto de taparse la boca al reír porque su entorno femenino lo hace también, aunque la imitación sea inconscientemente.
  • Está bien visto socialmente. La sociedad japonesa impulsa esa conducta ya que lo ve un comportamiento grácil y atractivo.

 

En algún lugar escuché que otro de los motivos históricos para que algunas mujeres comenzaran a realizar este acto fue porque en la era Heian las aristócratas podían permitirse el lujo de ennegrecerse los dientes (que estaba de moda entonces), algo que las mujeres del campo y del pueblo llano no podían hacer. Por eso cuando sonreían se tapaban la boca disimulando sus blancos dientes, como nosotras cuando nos ponemos gafas de sol por las mañanas para que no se note que aún estamos sin maquillar. Sin embargo, no he vuelto a encontrar referencias sobre esta última causa, así que la archivaremos en el cajón de los “posibles”.

Y vosotras, ¿Os tapáis la boca al reír, talonianas?

 

Fuente Imágenes: Flickr Richard Thomson