Parece que tras unas semanas de intenso sol (para la época del año en la que estamos) ha llegado por fin la lluvia y, de nuevo, el frío. Y eso nos hace acordarnos de un famoso yôkai en forma de paraguas, seguro que alguna vez lo habéis visto por animes o mangas, incluso hace su aparición en varios videojuegos. Aunque en Japón los paraguas no solo se utilizan para los días de lluvia, también es muy clásico que las mujeres lo lleven los días de calor para que el sol no queme ni ponga morena su piel. Como veis tienen mucho más uso los paraguas en Japón que en España.

Karakasa kozô / からかさこぞう

Antiguamente los paraguas también eran un objeto de gran uso en Japón, aunque era poco probable que aguantaran varias generaciones, al igual que ahora. Pero aquellos que alcanzaban los 100 años de antigüedad podían convertirse en Karakasa kozô, un yôkai de tipo tsukumogami… ¿Y qué son los tsukumogami? Para aquellos despistados que no lo recordéis de anteriores entregas, los tsukumogami son una categoría de yôkai formado a partir de un objeto cotidiano de casa o de uso frecuente (zapatillas, paredes de papel, abanicos, paraguas,…) que al cumplir 100 años adquieren vida y se transforman en este tipo de seres.

Karakasa kozô-003

El Karakasa kozô no es un ser peligroso, pero sí desagradable, incluso puede llegar a ser traumático. Tiene la forma de un antiguo paraguas de papel estilo chino, aunque en lugar de palo tiene una pierna y en la zona superior un único ojo. También posee una boca de la que sale una lengua larga y viscosa, con la que pega tremendos y asquerosos lametazos a sus víctimas humanas. Suele moverse dando violentos saltos con su única pierna.

Pero cuidado, pues un paraguas centenario también puede convertirse en otro tipo de tsukumogami más feroz y peligroso que el Karakasa kozô, por lo que si avistáis uno nunca os confiéis demasiado e ir con cautela 😉 Y a todo esto… ¿Tenéis algún paraguas antiguo en casa? ¿Y algún objeto que tenga más de 100 años? Si la respuesta es afirmativa ya sabéis que los tenéis que vigilar bien, especialmente por las noches.

Karakasa kozô-002