El pasado conoce al… ¿futuro de 2007?

Far Cry: Primal ya está aquí. El lavado de cara de Ubisoft a su conocida saga shooter de ¿exploración? nos lleva a un mundo prehistórico en el que todo tipo de bestias extintas, cavernícolas y alguna que otra sorpresa se dan de la mano.

Entre las citadas sorpresas se encuentra un guiño al fantástico Far Cry: Blood Dragon, macarrada que un servidor no se cansa de reivindicar como uno de los mejores shooter de la generación pasada: humor casposo, referencias ochenteras sin fin y acción macarra que lo convierten en una rara avis dentro de las producciones de la compañía gala. Pues bien, uno de los gigantescos lagartos que lanzan rayos de los ojos de Blood Dragon se ha colado en el prehistórico mundo de Far Cry: Primal. Si queréis descubrirlo no tenéis más que darle a play… o disfrutar con el título y descubrirlo vosotros mismos si no tenéis prisa.