Ciencia-ficción, acción clásica y dificultad desafiante. Eso es justo lo que ofrece ZHEROS.

El que escribe estas líneas es un fan declarado de los beat ‘m’ up 2D. Golden Axe, Streets of Rage, Cadillacs & Dinosaurs han ocupado incontables horas de mi infancia y adolescencia. A día de hoy esa época ya ha pasado, si bien tenemos ciertas propuestas que tratan de recuperar, aunque sea brevemente, esa época dorada de los salones recreativos, en las que los mamporros sin fin y la dificultad absurda eran moneda corriente. Y ese es justo el espíritu que impregna al título que hoy analizamos: ZHEROS.

Desarrollado por los italianos de Rimlight Studios, ZHEROS nos presenta una historia intergaláctica en la que poco hay que contar. Nosotros encarnamos a los exploradores y héroes de esta historia: el forzudo pero inepto Mike y la aguerrida capitana Dorian. Ambos se enfrentan al ejército robótico del malvado Dr. Vendetta (juramos que no nos hemos inventado el nombre). ¿La forma de acabar con sus pérfidos planes? A guantazo limpio.

zheros 1

Y es que no esperéis una gran variedad de situaciones en ZHEROS. Como bien hemos indicado al inicio, nos encontramos ante un título que toma la mecánica de los beat ‘m’ up viejunos de casi treinta años (¡como pasa el tiempo!) y la traslada a 2016. Con  todo lo bueno y malo que eso conlleva. Y es que nos encontramos ante un título que ha resultado ser bastante polarizante. Por una parte aquellos que esperaban novedades de peso o una evolución en el género se han visto decepcionados. Pero aquellos que saben perfectamente lo que ofrece un título de estas características no se han visto decepcionados en ese sentido. ZHEROS consiste en machacar una y otra vez según vamos avanzando por veinte niveles más y más enemigos, consiguiendo power ups, armas y vehículos, hasta enfrentarnos a los jefes finales de turno. Y la experiencia gana muchos enteros gracias al multijugador para dos personas (sólo local, no online).

De hecho, otra de las señas de identidad de los clásicos de antaño era su infame dificultad, con la cual sus creadores nos obligaban a gastar nuestras exiguas pagas en el salón recreativo de turno. Pues bien, en ZHEROS no es que tengamos que arruinarnos al continuar, pero su altísima dificultad desde el primer momento es capaz de desesperar al más pintado. Sumad a eso que hay niveles que tienen únicamente un punto de control (¡o ninguno!), y entenderéis que más de uno haya dejado el título por imposible.

zheroes

Al superar diferentes niveles, desafíos y acabar con los enemigos desbloquearemos nuevas habilidades y características para nuestros héroes, como es habitual. Muchos combos son espectaculares y muy poderosos, pero también exigentes, en la línea de no pocos juegos de lucha. Eso si, os recomendamos desde ya jugar con mando en la versión de PC. El título ha sido desarrollado teniendo en mente la versión de Xbox One, y eso se nota nada más arrancar la versión de Steam.

Ya que hablamos de los puntos negativos del juego, es cierto que si bien el título es brutalmente honesto en su planteamiento, el diseño de niveles y enemigos podría estar más inspirado. Una de las grandes bazas de muchos beat ‘m’ up es el diseño de sus niveles, enemigos y jefes finales. Todos conocemos las clásicas estrategias de cambiar la paleta de color o reciclar diversos jefes finales, pero la falta de variedad en ZHEROS es asombrosa. Y hoy sí que contamos con una tecnología mucho mayor que evita el reciclaje continuo de personajes, y no puede justificarse a día de hoy.

Por otra parte, aunque se agradece que el título haya sido traducido a nuestro idioma, hubiera sido mucho mejor quedarnos con los textos en inglés. Desde un infame «SUGERENZIA» que vemos en cada pantalla de carga, saltos continuos entre «tú» y «usted», o errores en la conjugación verbal y en las construcción de las frases. Afortunadamente no hay que leer demasiado texto en el juego.

zheros

En definitiva, ZHEROS es un divertido beat ‘m’ up con un fuerte regusto a clásico, lo cual hace que esté destinado a un público muy concreto, que será el que realmente aprecie sus virtudes. No obstante, cuenta con ciertos elementos a mejorar que le alejan de la excelencia, si bien os garantizará un buen rato machacando robots y demás engendros mecánicos.  ¿Y acaso ese no es el sueño de todo gran explorador espacial que se precie?