Rayman se despide del Retroanuncio en su última aventura tridimensional.

Rayman 2: The Great Escape es uno de los mayores éxitos de Ubisoft en toda su historia. Por eso mismo estaba cantado que habría tercera parte de las aventuras del narigudo héroe. Esta llegó en 2003 bajo el título de Rayman 3: Hoodlum Havoc, y si bien el título es un notable plataformas y recibió buenas críticas, lo cierto es que no causó ni mucho menos tanto impacto como los dos títulos anteriores.

Posiblemente se deba al hecho de que en esta ocasión faltó la «magia» de Michel Ancel, quien únicamente cumplió con las labores de diseñador y no director. En esta ocasión además se acentuaron las cotas de humor absurdo hasta lo indecible, produciendo que algunos fans agradecieran el nuevo enfoque mientras que otros lo aborrecían.

En esta ocasión Rayman se enfrenta a los Hoodlums, lums contaminados por la influencia de André, el Dark Lum, quien busca dominar el mundo. Nuevamente Rayman tendrá que unirse a Globox, así como a nuevos y descacharrantes personajes, como la mosca Murphy (que dice cosas tan coherentes como «Para saltar Pulsa el botón de Saltar», así como poner a caldo el manual del juego), o el lagarto Bo-Beep.

Como era de esperar, Rayman 3: Hoodlum Havoc, es un título largo, plagado de secretos, minijuegos y momentos muy divertidos, que para variar ha estado disponible en mil y un plataformas: Game Cube, Game Boy Advance, Playstation 2, Playstation 3, Xbox, Xbox 360, PC, Mac, e incluso N-Gage. Tras su lanzamiento la franquicia se tomó un más que merecido descanso hasta inundar nuestras Wii con los incansables spin-off protagonizados por los Rabbids, pero esa es otra historia.

Os dejamos con los anuncios viejunos de Rayman 3: Hoodlum Havoc, tan absurdos como el mismo juego.