Taloniano, si te encontraras en medio del bosque, a una pobre chica con la ropa empapada, el pelo enmarañado y lleno de ramitas y hojas secas, como si acabara de salir de las embarradas aguas de un pantano ¿No la ayudarías? Bueno, quizás alguno de vosotros, precavidos por las historias de fantasmas, simplemente daríais media vuelta y correríais como nunca antes… Y en este caso podría ser vuestra mejor opción para evitar el desastre, porque una vez que ayudas y sonríes a un nureonago ya no tienes escapatoria.

El nureonago  ぬれおなご

Los nureonago son unos yôkais poco peligrosos, pero extremadamente insistentes y molestos, pudiendo arruinar vidas tan solo con su continua einsistente presencia, pero comencemos por el princípio.

Los nureonago suelen aparecerse en lugares cercanos a ríos, pantanos o costas, en algunas ocasiones en noches de intensa lluvia. Generalmente adquieren la forma de una chica joven para llamar más la atención de sus víctimas, de hecho es lo único que buscan, llamar la atención como seres desamparados e inocentes que son.

harionagoCaminan bajo la lluvia, o deambulan cerca de las carreteras y caminos que delimitan zonas costeras o pantanosas. Siempre van empapados, con las ropas rasgadas y sucias, el pelo enmarañado y mojado, y entre sus mechones, como si de los abalorios decorativos se tratase, tienen enredadas hojas y pequeñas ramas.

Cuando se aparece un nureonago, la víctima puede prestarle su ayuda o no, pero ¿Quién puede resistirse a una mirada de ayuda de una dulce jovencita abandonada en medio de la nada? Al acudir en su ayuda el nureonago te sonríe ¡Cuidado! Si entonces le devuelves la sonrisa te seguirá y estará junto a ti el resto de tu vida, como si de tu sombra se tratase… Y como bien te puedes imaginar no es muy agradable que alguien te esté mirando continuamente, incluso mientras te duchas o duermes. Ni es agradable para ti, ni lo es para cualquiera que te rodee. Por eso se dice que aunque no es peligroso, el nureonago te puede arruinar la vida.

Aparentemente los nureonago son yôkais creados a partir de los sentimientos de pérdida y tristeza de las viudas de las víctimas de ahogamiento, particularmente por aquellos marineros que murieron en el mar, ligado a la tradición pesquera de Japón. Estos sentimientos se acumulan en lugares con presencia de agua y se materializan en los nureonago, cuyo único objetivo es cumplir el deseo de las viudas por volver a ver a sus maridos y ya no separarse de ellos jamás.

Pese a que tienen un aspecto decrépito y tenebroso, y su efecto sobre la víctima es desastroso y funesto, la historia de los nureonago hace enternecer el corazón, ¿verdad?

Imagen portada by themasterofantics