¡Es la hora de defender a Gallia (una vez más) en esta correcta remasterización!

Hace poco menos de un mes os trajimos nuestras impresiones de Valkyria Chronicles Remastered, nuevo intento de SEGA para hacer llegar a los usuarios de Playstation 4 uno de esos títulos que con el tiempo se ha ido convirtiendo en «juego de culto», pero que en su momento únicamente apreciamos cuatro gatos. Bien, ha llegado la hora de comprobar si la remasterización de marras realmente merece la pena y hace justicia al juego original de Playstation 3.

Para aquellos que todavía no tengáis ni idea de qué es Valkyria Chronicles, sabed que estamos ante un revolucionario S-JPRG en el que se abandonan de una vez los escenarios cuadriculados que tan bien conocemos de otras sagas consagradas de este subgénero, como Fire Emblem o Disgaea. Y es que es a nivel jugable donde Valkyria Chronicles brilla con luz propia, aguantando perfectamente el paso de los años (el que escribe estas líneas se sorprende al recordar que ya han pasado ocho años desde el lanzamiento del juego).

Es este fantástico apartado jugable el que ha hecho que usuarios particularmente reacios a este tipo de juegos se acerquen a él, a la vez que sorprendía a los fans de los S-JRPG de toda la vida. Puede que algunos estéis pensando que todo esto está muy bien, pero que ya va siendo hora de conocer dicha jugabilidad, ¿verdad? Seguid leyendo.

Parafraseándome a mi mismo en nuestro anterior entrada dedicada al juego, Valkyria Chronicles introduce una buena dosis de  acción en tercera persona, como si fuera un shooter, pero restringiendo el movimiento y acción de personajes mediante una barra. Al mismo tiempo podemos saber  el número de disparos que puede efectuar un arma y el número de aciertos necesario para matar al enemigo dependiendo de factores como la distancia, el arma empleada, la parte del cuerpo apuntada…

Al inicio del turno seleccionamos al personaje a controlar, y una vez hecho, pasamos a una perspectiva semejante a un juego de acción, pudiéndonos agachar, usar coberturas, subir a edificios, capturar banderas, desactivar minas, sanar aliados, y por supuesto disparar. Todo se realiza en tiempo real salvo la acción de apuntar y disparar. Creednos cuando os decimos que es realmente sencillo aprender a jugar. Contamos con varias clases de soldado: explorador, asalto, ingeniero, francotirador, lancero (equipados con unas armas especiales para acabar con los vehículos blindados), y tanques. Básicamente la base jugable se sostiene en un título de acción aderezado con las características propias de un juego de estrategia.

valkyria remaster

Perdonadnos por haber comenzado hablando de la jugabilidad, pero es que a todas luces estamos hablando del apartado estrella del título, y queríamos tratarlo tal y como se merece. Hablando ya del argumento en sí del título, estamos ante un s. XX alternativo, en el que el combustible principal por el que luchan las naciones es la sustancia conocida como ragnite. Las dos grandes superpotencias de este mundo, la Alianza Imperial y la Federación Atlántica están en guerra por el ragnite. Y fijaos si es casualidad que la mayor fuente de ragnite es el país neutral de Gallia, el lugar de donde proceden nuestros héroes. Al comienzo del juego Gallia acaba de ser invadida por la Alianza Imperial, mientras que la Federación Atlántica decide permanecer en un segundo plano y ver cómo se desarrolla la invasión. Ahí entramos en juego nosotros, de la mano de los jóvenes Welkin Gunther y Alicia Melchiott.

Ambos comenzarán defendiendo su hogar en la milicia local, para poco a poco unirse a las filas de la resistencia, junto a otros tantos que, hartos de la invasión, se han unido y formado un batallón para expulsar a los imperiales. Es muy interesante ver que cada uno de los personajes está bien definido, con su propia personalidad y características, y muchos de vosotros se convertirán en vuestros favoritos durante la aventura. No obstante, y como ya saben aquellos que me conocen, el desarrollo de la historia de Valkyria Chronicles (y de toda la saga en general) me parece su aspecto más flojo. ¿El motivo? El universo que nos presenta es sumamente interesante, cargado de paralelismos con nuestro mundo, pero al mismo tiempo es presentado de forma frívola y poco seria, como muchos de los animes shonen que hay actualmente en el mercado. Ojo al dato, eso no quiere decir que sea necesariamente malo, ya que habrá quienes disfruten con este enfoque, pero un tono más adulto no estaría de más, ya que aunque los protagonistas se ven inmersos en una situación totalmente desesperada, no parecen tomárselo muy en serio. Es cierto que se tocan temas como el racismo, la muerte y la pobreza, pero de forma muy superficial. Al menos, esta es la apreciación personal de un servidor (y así evito que alguien se me lance a la yugular).

valkyria-chronicles-remaster-azure-revolution-announced

Pocas novedades gráficas pero igual de bonito que siempre

Hay que ser totalmente honestos. A nivel técnico este Valkyria Chronicles Remastered apenas cuenta con novedades. Sí, es cierto que la resolución ha aumentado a 1080p y que el juego se mueve a 60fps frente a los 30 originales, pero realmente no hay mucho más. Se observa algún horrible diente de sierra que se ha terminado colando y que SEGA ha pasado olímpicamente de pulir (en algo que realmente demuestra que el objetivo de este Remastered no era tanto la mejora técnica sino dar una nueva oportundiad al juego en Occidente). Afortunadamente el motor gráfico de la saga, el SEGA CANVAS, sigue siendo una maravilla, con ese apartado artístico tan plástico y que recuerda en ocasiones a pinturas en acuarela. Y que no se atrevan a tocarlo.

Por fin tenemos en nuestras manos la edición más completa hasta la fecha

Si el Valkyria Chronicles original ya era largo de por si (con una duración aproximada de 30 horas durante la primera partida), esta remasterización incluye los diferentes DLC que vieron la luz en el pasado, cada uno de ellos mostrándonos su propia historia y personajes jugables: la Misión de Edy, el Desafío del Destacamento de Edy y la Misión de Selvaria. La que se lleva la palma es esta última, donde por fin podemos controlar a la valquiria antagonista de la aventura, y contrapunto de la cándida Alicia. Por supuesto que también se incluye el modo de dificultad extra HARD EX, que SEGA nos coló vilmente en el pasado como descargable de pago.

Los jugadores «caza trofeos» también están de enhorabuena, ya que este Remastered cuenta con un buen puñado de ellos, algo de lo que carecía la versión original al ser uno de los primeros títulos de Playstation 3. Puede que estos objetivos secundarios no aporten gran cosa, pero seguro que más de uno se dedicará a conseguirlos todos. Y ya os decimos que muchos de ellos son para tirarse de los pelos.

Conclusiones

Lo teníamos claro desde el principio: Valkyria Chronicles sigue siendo un juegazo pese a contar con unos años a la espalda. Está claro que SEGA no se ha roto mucho la cabeza al ofrecer el mismo juego de Playstation 3 con cuatro detalles más. Es más, no se ha puesto una mano encima a las voces y textos originales (doblaje en japonés e inglés y textos en este último).

Lo que está claro es que es una nueva oportunidad para un título magnífico, cuya versión original es ahora mismo carne de especuladores, por lo que es de agradecer que SEGA haya pensado tanto en los fans más acérrimos de la saga (que seguramente lo comprarán), como en aquellos que han oído hablar de Valkyria Chronicles, poseen una Playstation 4 y no podían acceder a él hasta la fecha. Bien, pues deseo concecido. Ahora sólo falta que la próxima entrega de la saga, Valkyria: Azure Revolution sorprenda a fans y neófitos, y aproveche el potencial de Playstation 4. De momento, a partir del 17 de mayo tenéis una cita para defender Gallia y sus habitantes.