Ambos autores participaron en una divertida ronda de preguntas y respuestas con los fans.

El pasado sábado 7 de mayo, a las 19: 00 horas tuvo lugar aquello que muchos de los asistentes al Salón del Cómic de Barcelona esperábamos con ansia: la conferencia de Frank Miller, invitado de honor en la edición de este año, acompañado de Brian Azzarello, su compinche en Caballero Oscuro III: La raza superior. Si bien es cierto que el evento comenzó un poco más tarde de lo previsto, los 850 afortunados que consiguieron su invitación a la conferencia por sorteo esperaron pacientemente para poder estar cerca del hombre que revolucionó los cómics hace treinta años (junto con Alan Moore, por supuesto).

Poco a poco los invitados fueron tomando sitio en el Palacio de Congresos de la Fira, hasta que llegado el momento, Frank Miller apareció a la derecha del escenario, seguido poco después del propio Azzarello. Los aplausos y ovaciones no se hicieron esperar, dando un cálido recibimiento a Miller.

Una vez ambos autores tomaron asiento, situados junto al traductor y a Jaime Rodríguez, de ECC, comenzó la tan ansiada «conferencia». No obstante, como poco tardamos en comprobar gracias a las palabras de Jaime Rodríguez, realmente íbamos a estar ante una sesión de preguntas y respuestas con ambos autores, muchas de las cuales no tuvieron desperdicio alguno.

miller azzarello 1

Rodríguez realizó las primeras preguntas a los autores, los cuales respondieron de forma tajante y seca, con monosílabos, dejando así claro que ellos realmente querían saber de sus lectores, los fans, que tanto habían aguardado para estar allí. A los pocos segundos se formó una cola enorme en mitad del Palacio, donde los fans iban lanzando sus preguntas a ambos artistas, a la vez que ellos respondían de la forma más divertida e inteligente posible. Y esto os lo decimos porque hubo alguna que otra pregunta cargada de mala baba, como su opinión acerca de Donald Trump. A raíz de sus cómics y declaraciones, todo el mundo sabe que Miller cuenta con unas ideas políticas polémicas en ciertos aspectos, pero el autor logró esquivar la controversia alabando el pelo del cantidato republicano.

Sobre el tema de la censura, siempre presente en los cómics, así como la autocensura que a veces practican Marvel y DC, Miller dejó muy claro su postura de la siguiente manera: «A la censura no se la esquiva, se saca un cañón y se le dispara de lleno».

Del mismo modo ambos autores afirmaron haber visto juntos la controvertida Batman v Superman: El Amanecer de la Justicia, respondiendo que habían disfrutado de la película pero que lo mejor de la misma fue, sin duda alguna, Wonder Woman.

En esta línea de preguntas sobre cine, ambos autores no creen que la influencia del mundo cinematográfico sea negativo para el de las viñetas. Pero Miller dejó muy claro que los cómics, y especialmente los de superhéroes «llevan ahí desde los años 30 y pueden durar perfectamente 100 años más», a lo que complementó con una comparación con personajes mitológicos y otras figuras icónicas de la literatura universal y las leyendas que nunca pasan de moda, como Robin Hood. Azzarrello por su parte añadió que «lo que arruinaría los cómics serían las malas historias… mientras siga habiendo pasión y ganas de contar historias, el cómic seguirá bien. Y que tras el boom de las películas, hay que conseguir que se hagan mejores cómics».

miller azzarello 3

Dos de las mejores preguntas del evento fueron lanzadas a Brian Azzarello: ¿Por qué escribió una obra tan dura como Joker? ¿Por qué hizo llorar al personaje? Ambas podían resumirse de la siguiente manera, según el autor: «está loco, tiene cambios de humor salvajes». También dejó claro que la existencia de un cómic como  Joker es la respuesta a que en los últimos años el enemigo por antonomasia de Batman fuera visto como un antihéroe en lugar del ser aterrador que realmente es. «Quería devolverle donde le corresponde».

Otras cuestiones interesantes giraron en torno al estilo de dibujo de Miller, concretamente a su forma de representar a Superman. Para Miller es una cuestión de opuestos: Batman, un ser oscuro, frente a Superman, de luz. Y reconoce que su versión de Superman es la de un tipo «un poco tontorrón». Sobre su forma de guionizar, indica que cuando comienza a escribir una obra, esta comienza con un personaje que tiene un problema y entonces le busco un antagonista”. De esta manera se planifica toda la historia, dibujando primero las escenas de acción y añadiendo posteriormente el resto de detalles.

En torno al oficio de escribir y dibujar cómics, dieron un par de consejos a los aficionados: «no hay trucos, sólo hay que dibujar, dibujar y dibujar… y escribir, escribir y escribir. Y después de eso, innovar».

Ya entrando en materia sobre su obra más reciente, Caballero Oscuro III, ambos estuvieron hablando sobre el proceso creativo, describiéndolo como «un combate de judo: cuando uno se gira el otro cuela las ideas». En realidad este proceso no tiene mucho misterio: ambos se sientan y comentan ideas. Piensan en aquello que los lectores querrían ver, como si fuera una película, y posteriormente lo plasman en los cómics, pero eso si, a Miller siempre le encanta «elegir qué arma van a usar el uno contra el otro» a la hora de realizar el cómic.

También barajan la idea de realizar un título propio en el futuro, alejado de licencias como Batman u otros personajes famosos, pero realmente no han querido concretar más en torno a esto.

miller azzarello 7

Siguiendo en la línea de su Caballero Oscuro III, no podemos olvidar aquel momento en el que un niño de no más de diez años lanzó su pregunta (sobre su opinión acerca de Deadpool, ni más ni menos), y  se atrevió a pedir a ambos que le firmaran su copia del cómic. Ninguno pudo negarse, pero desde ECC quisieron aclarar que estábamos ante la excepción del evento.

No es la primera vez que Miller lo comenta, pero respecto a su primer acercamiento a Batman en El Regreso del Caballero Oscuro, muchos le han preguntado acerca de por qué reinventó a Batman y su universo de forma tan oscura. ¿Su respuesta? «En 1985 vivía en Nueva York y solo necesitaba mirar por la ventana para inspirarme y crear el ambiente de El Caballero Oscuro«.

Otro de los momentos divertidos de la charla lo protatonizó el propio Miller cuando le preguntaron acerca de su relación con Alan Moore y si realizaría una obra con él. La respuesta no pudo ser más sincera: Alan Moore nunca haría esa llamada… porque él sabe tan bien como yo que uno de los dos acabaría muerto. Yo diría «demasiadas palabras» y Alan contestaría «demasiadas imágenes».

¿Cómo comenzaron Frank Miller y Brian Azzarello en el mundo del cómic? A esta cuestión ambos respondieron indicando que les echaron de sus respectivos trabajos y no les quedó más remedio que dedicarse al cómic.

Una de las tantas preguntas dirigidas al autor de 300 o Sin City giró en torno a por qué es más asociado con DC que con Marvel pese a haber firmado grandes obras en ambas casas (no olvidéis su etapa en Daredevil). La respuesta Miller no dejó a nadie indiferente: Para él, los personajes de DC Comics tienen un atractivo especial, son como «los juguetes que gustan siempre» y Batman es «un personaje hecho para contar historias», indicando expresamente que en cuestión de héroes y villanos «DC hace mejores personajes». Azzarello añadió lo siguiente: «los personajes de DC tienen unos parámetros muy fijos, como el hecho de que Batman no mata o que Superman nunca sería grosero o vulgar. Estamos ante héroes, por lo que han de ser grandiosos».

Por último, y no menos importante, queremos destacar el hecho de que aunque ambos no son grandes conocedores de la historia del cómic español, sí que están al corriente de lo que se hace actualmente. Es más, Azzarello se considera fan de David Rubín (El Héroe, Beowulf, El Momento de Aurora West), describiéndolo como «un autor increíble». El historietista gallego se encontraba entre el público al oír estas palabras, y no pudo evitar emocionarse.

Una de las últimas preguntas que queremos destacar estaba dirigida a ambos: ¿Cuál es la peor obra que han realizado? Azzarello, con una actitud brutalmente honesta y socarrona no pudo evitar llamar al fan «hijo de p…». Entre risas de todo el público, Azzarello indicó que no podría decir cuál es porque podría ofender a fans que sí encontrarían dicha obra interesante. Pero está claro que no es 100 Balas, su historia más reconocida. Miller, por el contrario indicó que el cómic que más odia de toda su producción es algo que realizó en sus comienzos, pero que jamás la encontraríamos.

Al finalizar el evento, Miller recibió un premio de manos de Ficomic, en conmemoración a toda su carrera y como agradecimiento por haber estado en nuestro país. Tras ello, ambos autores pidieron a todos los fans a quedarse con ellos para hacerse una foto en grupo. En definitiva, estuvimos ante un encuentro muy emotivo y divertido, que estamos seguros de que siempre estará presente en la memoria de sus asistentes. A la vez que recibían una gigantesca ovación final, Miller y Azzarello se despidieron de sus lectores, sumergidos en un baño de masas más que merecido, especialmente para Miller, responsable indiscutible de sacudir la industria del cómic hace treinta años, abanderando una ola de cambio que alteró de arriba a abajo la forma de hacer y percibir el mundo de la viñeta.

miller azzarello 8