Lo que surgió de la mano del escritor Richard Morgan como una serie de novelas, se nos presenta hoy como uno de los juegos más macabros que este redactor a tenido la oportunidad de jugar.

unspecified

A land fit for heroes nos da la posibilidad de sumergirnos en un mundo que recuerda mucho a la edad media, típico escenario de las grandes historias de fantasía con caballeros, dragones y espíritus malignos. Bien pues este juego tiene todo eso, y, además, sus creadores no han dudado ni un segundo en mostrar la dureza y la cruel y sangrienta realidad que dominaba aquella época.

Jugaremos con tres personajes de orígenes muy distintos, Kirellin un noble de la casa Caith, Liaria una joven abandonada por sus padres que se crío en la calle y Cainar un guerrero de una tribu de salvajes. Esto nos da la posibilidad de observar la realidad de tres perspectivas diferentes y aporta un repertorio variado de decisiones que podremos tomar. Es curioso e interesante ver como las historias de los personajes avanzan hasta que los tres coinciden en un mismo punto, casi por obra del destino…

La manera en la que crees tu personaje y las decisiones que tomes tendrán gran repercusión en la historia, así piensa dos veces antes de follarte, literalmente, a todo lo que se mueva con cada personaje y hacer que sean más fuertes que Sansón.

unspecified

A land fit for heroes, tiene un estilo de juego completamente distinto a todo lo que estoy acostumbrado, una mezcla entre novela, rol y aventuras, pero me tiene enganchado cual enano a su juguete favorito.

Dicho esto comencemos a hacer de jueces y verdugos con este juego tan peculiar. Partiendo del hecho que es un juego indie y todavía en proceso de corrección de errores mis veredictos serán suavizados y no me dedicaré a cortar cabezas sin ton ni son cual personaje de su historia, una historia muy interesante y entretenida repleta de sangrientas mutilaciones y encuentros sexuales, tanto heterosexuales como homosexuales, nada nuevo a ojos de los fans de juego de tronos.

El sistema de combates es sencillo e intuitivo y tiene una sistemática basadas en lanzamiento de dados, turnos y movimientos sobre un tablero. Bastante entretenido también por cierto, sin embargo a partir del capítulo 3 acaba volviéndose algo simple y repetitivo, al menos para mi gusto.

unspecified

Aparte de esto y la incesante música que se repite una y otra vez como si tuvieses un taladro pegado a la oreja que se activase cada vez que parpadeas, la verdad que un juego bastante curioso y sin pegas.  Un juego digno de ganarse un sitio en nuestras bibliotecas virtuales.