El terror de Masasumi Kakizaki, invitado de Expomanga 2016, llama a tu puerta gracias a Hideout. ¿Te atreves a abrir?

Esta semana es una de esas pocas del año en la que se celebran al mismo tiempo diversos salones en distintas partes del país. Mientras que en la Ciudad Condal la euforia la ha desatado Frank Miller, no el único pero sí el más esperado invitado del Salón del Cómic de Barcelona, Madrid se prepara para recibir a uno de los mangakas que más notorio se ha hecho en España en los últimos años y que asiste como invitado especial a Expomanga 2016. Un hombre que con su arte no sólo sabe transmitir historias llenas de significado capaces de ponerte los pelos de punta o hacerte vivir una aventura espectacular sino que, además, tiene la habilidad de realizar ilustraciones llenas de detalles y realismo que más parecen fotografías que convierten sus mangas en auténticas obras de arte. Hoy os presentamos una de las obras que más ganas tenía de realizar y gracias a la cual se empezó a hacer un hueco en las estanterías de muchos otakus españoles. Con todos vosotros, Hideout, de Masasumi Kakizaki.

Historia

Hideout

Seiichi Kirishima es un hombre que se gana la vida como escritor. Sin embargo, en los últimos tiempos ha tenido problemas para conseguir que las editoriales publiquen sus obras. Debido a que su familia política le considera un Don Nadie, Seiichi decide callarse su mala racha, dejando que su mujer, Miki, gaste los ahorros que les quedan en diversos caprichos destinados tanto para ella como para su hijo, Jun. Tiempo después, y tras rogar por ayuda, Seiichi consigue un trabajo como columnista en una editorial. Pero, mientras se encuentra acabando de realizar el manuscrito, su hijo sufre un accidente que cambiará las vidas de toda la familia para siempre.

Al cabo de los años, Seiichi decide viajar con Miki a una isla con la esperanza de poder curar sus heridas emocionales. La idea es poder empezar su vida de cero, dejando atrás los malos momentos para poder volver a ser una familia feliz. Sin embargo, los planes de Seiichi para reiniciar su vida da un giro de ciento ochenta grados cuando se introduce en el interior de una cueva situada en lo más profundo de un paraje montañoso. Allí, el protagonista no sólo descubrirá lo que es el terror a lo desconocido, sino también la desesperación de saber que su vida está a punto de llegar a su final y lo fácil que puede ser sucumbir a los deseos más oscuros del corazón para conseguir lo que más se anhela.

Hideout es un manga de terror psicológico y acción escrito e ilustrado por Masasumi Kakizaki. La obra, compuesta por un único tomo, se publicó en la revista Big Comic Spirit (Shogakukan) entre junio y agosto de 2010. En el caso de España, Hideout llegó en 2015 de la mano de Milky Way Ediciones.

Conclusión

Hideout es una obra que de primeras puede echar un poco para atrás en el caso de que no seas un apasionado de este género. Aún así, la historia también puede terminar siendo del agrado de más de uno, si bien es cierto que redunda en los tópicos del género de terror, con personajes grotescos y simplones que ayudan a ejecutar una historia de violencia y, en cierto modo, venganza. Asimismo, a través de esta obra el autor deja salir al exterior uno de sus mayores anhelos: realizar una obra de género de terror en la que muestra de manera inquietante cómo una persona buena puede convertirse en un auténtico demonio debido a la presión social y al maltrato psicológico de aquellos que se supone debían apoyarle con mayor ahínco.

Hideout

La trama, aunque previsible (al menos en cuanto a la parte de la familia de Seiichi se refiere), está perfectamente llevada a través del momento presente y el pasado. Dichos flashback, fácilmente identificables, ayudan a entender poco a poco los acontecimientos que han llevado a Seiichi a vivir el momento actual de desesperación. Una desesperación muy humana que sólo manifiestan individuos que han llegado a su límite y han optado por pensar que ya nada les importa o les da igual. O, simplemente, que han colmado tanto su paciencia que se han visto obligados a sacar sus emociones y sentimientos de la peor manera posible (a pesar de que nada pueda justificar dicha actitud).

En cuanto al dibujo, hablar de un trabajo de Masasumi Kakizaki significa referirse a obras llenas de matices en las que los personajes son muy humanos, por lo que muestran lo que significa cargar con el peso de los años y de sus acciones. El autor demuestra tener un estilo personal muy detallista que pone de manifiesto su habilidad para crear un aura oscura (tanto visual como emocional) en cada viñeta.

Aunque Hideout no es la mejor obra de Masasumi Kakizaki, sí que refleja la manera de trabajar de este autor que ha demostrado saber desenvolverse con gran maestría en diversos géneros. Una oportunidad para descubrir a un mangaka polifacético cuyo trabajo es capaz de dejarte con la boca abierta y erizarte la piel.

Hideout