¡Ah, la época dorada de los juegos de terror en consola! ¡Qué lejos queda! ¿Recordáis cuando salieron al mercado Resident Evil, Silent Hill…? Yo sí. Estaba en edad puber y pensaba que los gráficos no podían ir más allá de esos cuatro cuadrados pixelados que a mí me parecían la hostia de realista. No hace falta que os diga que aquellas sagas consagradas se fueron pudriendo poco a poco y ahora no son ni la sobra de lo que eran, y por mucho que nos cuenten que en esta entrega sí volverán a sus raíces, son demasiadas las oportunidades otorgadas.

Sin duda, de todas las sagas de terror olvidadas o prostituidas, la que más ilusión me haría que resucitara sería, quitando Alone in the Dark, el maravilloso Siren. Los juegos de la saga lanzados en PlayStation 2 entran en el top ten de mis títulos de terror rarunos y el juego episódico lanzado en PlayStation 3 fue una sorpresa la mar de agradable. ¿Te lo perdiste? Pues puede que la nueva política de refritos a la plancha de Sony te beneficie, ya que en Corea del Sur se ha listado Siren: Blood Curse para PlayStation 4.

Para bajarte el tabardillo que te he ocasionado con la noticia, no hay nada mejor que un vídeo sobre cómo se veía el juego en PlayStation 3. ¡Disfrútalo y cruza los dedos para que Siren salga de nuevo y que, además, lo haga en Europa!

Otia, perdón, que este es nuestro amado Necronesia. Tranqui, que ahora viene el vídeo de verdad.