¿Echabais de menos el campamento? Pues coged la mochila y volved a él de la mano de Fandogamia Editorial, Álvaro Terán y su obra Tricky Trapper Camp: Tramperos Especistas.

Siempre es agradable reencontrarse con uno de esos autores que te llegan a la patata. Pero no de una forma sentimental, ni mucho menos, sino de una manera bastante más amena y divertida. Justamente de esa forma que consigue quitarte la mala uva en un día de estrés para hacerte comprender que todo en este mundo se puede ver desde otro punto de vista menos serio e increíblemente más absurdo. Por eso, hoy volvemos a hablar de Álvaro Terán, afiliado a Fandogamia Editorial, quien se ha propuesto amenizarnos la vida y aligerarnos el bolsillo con una obra que, sin tener pies ni cabeza, nos hizo reír tiempo ha y que vuelve con una segunda parte igual de descarada y mortífera, ya que cualquiera puede convertirse en blanco de su incorregible sentido del humor. Una nueva oportunidad para salirnos de la rutina del día a día y descubrir que todo depende del prisma desde el que se mire. Y si se hace desde el prisma del humor, la vida es mucho más divertida. Con todos vosotros, Tricky Trapper Camp2: Tramperos Especistas por Fandogamia Editorial.

“Tricky Trapper Camp lo tiene todo, buenos chistes y un mensaje con garra: Que viva la tontuna”

Tricky Trapper Camp2: Tramperos Especistas

Una vez más, Álvaro Terán reinventa la actualidad, las historias, las leyendas, los mitos e incluso los cuentos Disney para hacerlos menos ortodoxos pero más descarados con un toque personal e inigualable que engancha desde las primeras viñetas. Con este giro de tuerca todo vuelve a ser objetivo del humor gamberro y desenfadado de un autor sin pelos en la lengua al que todo le vale, desde reírse del pobre Luke Skywalker o de los estereotipos, hasta de reyes tan famosos como Midas o Arturo e incluso de las tendencias más actuales en cuanto a redes sociales y aficiones deportivas para gastarse el dinero y seguir igual que siempre. Todo se convierte en tema recurrente para rellenar hojas y hojas de viñetas llenas de humor (y en algunos casos también de una alta carga sexual) para darle una patada al mundo tal y como lo conocemos y representarlo a su plin.

Para aquellos que a día de hoy sean tan despistados como para no conocer Tricky Trapper Camp, os recordamos que esta obra nació en 2011 en forma de webcómic. Desde entonces esta locura no ha hecho más que crecer, engañando con sus paridas a más de 30.000 seguidores en Tumblr y otros tantos en Twitter, Facebook y otras redes sociales. Por su parte, Fandogamia Editorial decidió el pasado año 2015 comenzar a dar soporte físico a, según sus propias palabras, “las viñetas menos malas” del autor, escogidas específicamente para que el lector las disfrute por el módico precio de 7 euros. Si estáis interesados en conocer cómo es la edición de esta obra, no perdáis más el tiempo y seguid leyendo, talonianos.

Edición de Tricky Trapper Camp 2: Tramperos Especistas por Fandogamia Editorial

Este volumen mantiene las mismas características de edición de su predecesora (Tricky Trapper Cap: Campamento Turbulento), es decir, que hablamos de un tomo liviano pero consistente, perfecto para llevarte contigo a la playa, a la montaña, al médico o a donde te dé la gana, ya que su tamaño compacto le hace ganar puntos como compañero de viaje. Tricky Trapper Camp 2: Tramperos Especistas está editado en formato rústica a color. En su portada se puede identificar, de arriba abajo, el nombre de la editorial, el logo de esta mítica saga, el título de este segundo volumen y, por último (pero no por ello menos importante), el nombre del autor de toda esta locura.

En la parte interior de la portada y la contraportada el lector se encuentra cara a cara con seis de los más fieros personajes que aún siguen en pie en este campamento de locos. Asimismo, tal y como ocurría en el primer volumen de esta obra, la parte interior de la contraportada ofrece una breve descripción sobre el autor y su relación con Fandogamia Editorial.

Tricky Trapper Camp2: Tramperos Especistas

Ya entrando en materia, la obra viene precedida por una introducción de Pedro Vera en la que se explaya a gusto sobre Álvaro Terán y Tricky Trapper Camp 2: Tramperos Especistas. A continuación nos encontramos con el grueso de la obra: 134 ilustraciones llenas de color y humor en mayor o menor medida absurdo que no dejan títere con cabeza. Animales variados, príncipes muy salidos, reyes con auténticos problemas, ninjas y luchadores con poca fortuna en la cama, cucarachas con muy mala suerte o personajes de Juego de Tronos a los que se les impide el derecho a hacerse un seguro de vida. Las opciones son infinitas, pero siempre divertidas y respetuosas con el prójimo. No obstante, advertimos que algunas de estas viñetas, debido a su contenido, no son aptas para todos los públicos (hay que preservar la inocencia de los más jóvenes, así que quedáis advertidos). Cabe señalar que tanto las dos primeras viñetas como las dos últimas hacen referencia directa a este truculento campamento (y no a la actualidad), estando separadas del resto de ilustraciones por una página intermedia.

Para finalizar, añadir que Tricky Trapper Camp 2: Tramperos Especistas incluye dos extras que seguro nadie se espera (hasta ahora, porque si estáis leyendo esta reseña ya os lo he destripado). Por un lado el volumen contiene una postal escrita por Julito, uno de los asistentes al campamento; por otro, tanto la editorial como el autor hacen entrega de una Licencia de Trampero con la que convertirse de manera oficial en uno de ellos.

Tricky Trapper Camp2: Tramperos Especistas

Conclusión

Qué se puede decir de Tricky Trapper Camp 2: Tramperos Especistas o de Álvaro Terán que no se haya dicho ya. La obra es fresca, divertida, atrayente, con viñetas que ponen de manifiesto y con un humor ingenioso algunos de los hechos más relevantes de la actualidad o que tiran de memoria y personajes míticos para sacar una sonrisa al lector. En cuanto al autor, este conserva su buen hacer del primer tomo de Tricky Trapper Camp, haciendo gala de un desparpajo visual muy certero, ya que no es fácil (y de hecho a muchos no les sale) parodiar ciertas situaciones sin ser censurado por alguien que pueda sentirse ofendido por alguno de los trabajos.

Una vez más podemos afirmar que lo mejor de este volumen es que se puede disfrutar fácilmente en cualquier sitio y momento, teniendo el mismo efecto en el lector que la primera vez que echó un ojo a las viñetas.  Gracias a un ingenio recurrente, Terán dibuja historias disparatadas que ponen de manifiesto ciertas críticas sociales que pasan más desapercibidas (o no son tan obvias) y que el lector disfruta con disposición.

Tricky Trapper Camp 2: Tramperos Especistas es la segunda parte de una obra creada a partir de unas manos brillantes y diestras a la hora de parodiar cualquier cosa con tal de hacer reír al lector. Una vez más, aprovechamos este apartado final para recordar que algunas de las ilustraciones poseen contenido y textos no aptos para menores, por lo que es preferible que esta obra sea consumida por un público más adulto. Así pues, ¿estáis dispuestos a volver al campamento, talonianos?

Tricky Trapper Camp2: Tramperos Especistas