Hace un par de días os contaba lo chungo que me había parecido el vídeo de Gal Gun: Double Peace, un juego guarrindongo japonés de esos de tocar tetas y culos virtuales, robar bragas y hacer fotos sugerentes a jovencitas. Bueno, con este currículum estaba claro que la edición limitada del juego tenía que ser ultra chunga de cojones, pero os he de decir una cosa. Es incluso más chunga de lo que pensaba.

Al principio todo parece normal. Unos cuantos DLCs con trajecitos, la banda sonora del juego, un libro de arte con imágenes sugerentes, unas braguitas para limpiar el cristal de tu PS Vita…. Espera un monto, ¿¡UNAS PUTAS BRAGAS PARA LIMPIAR LA CONSOLA!? Sí, queridos talonianos, unas bragas para limpiar la consola que además se llaman Mr. Happiness….

¡Tierra, trágame. Nos vamos al peo en dos días!