¿Has visto alguna vez un luchador de sumo lanzarse en paracaídas?… Y más difícil todavía: ¿Lanzándose en paracaídas mientras realizaba los movimientos del rito ceremonial de inicio de la competición? Pues si nunca lo has visto (cómo si fuera lo más normal del mundo) ahora puedes.

La proeza forma parte de un anuncio japonés para promocionar una impresora portátil para cámaras Fujifilm, la Instax COMPARTIR SP-2. Y para demostrar todas las buenas cualidades de la cámara no se les ha ocurrido otra cosa un luchador de sumo se lanzara en paracaídas mientras hacía el ritual que precede a la lucha, mientras un arbitro de sumo (gyoji) fotografiaba e imprimía todas las diferentes poses obligatorias del ritual que el luchador debía de hacer mientras caía desde una altura de 4.000 metros. ¡Casi nada!

¿A quién se le ocurrió semejante barbaridad y cómo se demuestran así las cualidades de su «super» impresora? Pues ni idea, pero mola mogollón:

Y aquí la demostración… ¡¡Reto superado!! O eso dicen…

sumo paracaidas-001 sumo paracaidas-002

Fuente: Rocket News 24