Japón, precisamente la cuna de Pokémon, de Nintendo y de los grandes fenómenos de masas relacionados con el mundo de los videojuegos y el manga, fue uno de los últimos países en disfrutar de la popular APP. La pregunta estaba clara para nosotros, si en América y Europa hemos reaccionado como un puñado de zombis tras su presa ¿Cómo reaccionarán los japoneses que son más dados a los grandes fenómenos de masas, aglomeraciones y están más familiarizados (en todas las edades y clases) a que los Pokémon formen parte de sus vidas?

Ahora ya tenemos la respuesta, y es exactamente la que nos esperábamos: Japón se ha volcado con Pokémon Go. Los japoneses han salido a la calle y se han movido en manada sobre cada rumor que aparecía en la red ¿Queréis ver las consecuencias? Aquí os presentamos algunas de ellas:

El parque Tsuruma, en Nagoya, tiene forma de Pokeball lo que ha generado expectación sobre la ubicación de posibles Pokémon poco comunes. El sábado por la noche el parque se colapsó de entrenadores tras la difusión de un falso rumor que decía que se había visto un Mewtwo en la zona.

Otra de las ubicaciones más populares es el Jardín Nacional Shinjuku Gyoen, en Tokio, un punto en el que se pueden encontrar a Pikachu y a multitud de Pokémon de diferentes clases. Así es como lució el parque el pasado fin de semana:

 

El parque, que no es gratuito y cobra una entrada de 200 yenes, sufrió colas de hasta media hora e hizo su agosto.

 

¿Qué pasará el día en que aparezca un Pokémon raro, raro, raro en Akihabara?

Fuente: Rocket News 24