Pues sí, aunque nos lo podamos tomar un poco en broma, la falta total o parcial de dientes puede ser influir a que una persona se encierre en casa y corte todo contacto con el exterior, según el citado estudio de la Universidad de Tohoku.

Dicho estudio se realizó durante cuatro años con un seguimiento de sobre un total de 4.390 personas, todas ellas mayores de 65 años. Este seguimiento demostró que aquellos que tienen menos de 20 piezas dentales tienen un 78% más de probabilidades de convertirse en hikikomori. ¡Qué miedo! ¿Ya visitáis al dentista con regularidad, talonianos?

Tiene su lógica pensar que la falta parcial de dientes crea dificultades en el habla, así como complejos en la imagen, que pueden influir a la falta de comunicación y posteriormente al encierro.

Hikikomori-001

 

La imagen más común que se tiene sobre los hikikomori (tal y como ya explicamos en nuestro anterior reportaje) es la de jóvenes entre 15 y 30 años de edad, especialmente hombres, que en cierto momento se ven tan oprimidos y estresados por el mundo y/o su sociedad que deciden encerrarse en casa o en su habitación durante un periodo de más de seis meses, pero que pueden llegar a convertirse en años, incluso toda una vida. Por diferentes causas, que no vienen al caso pues las tenéis ampliamente detalladas en nuestro especial, se sabe poco sobre este síndrome que puede estar afectando en la actualidad a cerca de un millón de nipones, pero que se extiende a pasos agigantados, no solamente entre la sociedad japonesa, también a nivel mundial. Por eso, aunque inicialmente se ha centrado el foco de los especialistas en los jóvenes, pues han sido los casos más reconocidos por la denuncia de los padres, ninguna edad está excluida de este comportamiento de aislamiento.

En resumen, que ya podéis ir al dentista antes de que la cosa vaya a mayores 😉

Fuente: Yahoo! Japan / Rocket News 24

Imagen portada: Johnsu Deviantart