Tras horas y horas de combates os presentamos nuestro análisis de The King of Fighters XIV. SNK vuelve, damas y caballeros.

Parece que fue ayer cuando The King of Fighters revolucionó el género de la lucha. Vale, no fue ayer sino en 1994, pero demonios, estamos repasando la saga cada domingo en el Retroanuncio y uno no puede evitar ponerse nostálgico. No obstante, no podemos seguir viviendo de rentas pasadas, y tarde o temprano toca eso de «renovarse o morir». Pues bien, SNK busca justo eso mismo con el recién lanzado The King of Fighters XIV, nueva entrega que viene pisando con fuerza. ¿Habrá sitio para Terry, Kyo, Mai y compañía en estos tiempos?

Un plantel apabullante

Una de las cosas que más llaman la atención de The King of Fighters XIV es el aluvión de personajes que contiene. Todos ellos ya incluidos en el juego, una rareza enorme para ser un juego de lucha actual. Pero así es, talonianos. Un total de 50 luchadores de todo tipo y condición, repartidos en equipos de tres, como es habitual en la saga. Muchos son viejos conocidos, otros son personajes olvidados de Fatal Fury y otros juegos de la vieja SNK, como Samurai Shodown, y por supuesto, hay un buen puñado de nuevas incorporaciones. Entre ellas destacan Antonov y Verse, los dos jefes finales. El primero es un gigantesco ruso, organizador del torneo en esta ocasión y autoproclamado campeón. El otro, un misterioso ser formado por almas en pena, nos pondrá en aprieto nada más aparecer, si bien no llega a los niveles de frustración que Rugal y otros jefes clásicos nos hicieron padecer en el pasado. Por cierto, ambos jefazos son desbloqueables una vez les hagamos morder el polvo.

Queremos destacar este gigantesco despliegue de personajes nada más comenzar nuestro análisis porque, como decíamos, no es sólo algo poco habitual en estos tiempos, sino que es toda una declaración de intenciones por esta SNK que renace gracias a los inversores chinos que tiene detrás. Se busca una vuelta a la grandeza de antaño mientras se tiene puesto un ojo en el futuro.

king-of-fighter-xiv-tgs16_3f6z

Pero claro, poco importa que haya decenas de personajes disponibles si estos no reaccionan como es debido. Pues tranquilos, porque en esto The King of Fighters XIV cumple con nota. Yasuyuki Oda (Battle Designer de Street Fighter IV) y su equipo han puesto toda la carne en el asador para que la jugabilidad de The King of Fighters XIV sea a prueba de bombas. Si sois de los que os curtisteis en los noventa con las entregas de recreativa y consola, no tendréis ningún problema para haceros a esta entrega: jugabilidad 2D, golpes ligeros y fuertes, los cuatro saltos, las barras especiales, el Just Defend de Garou: Mark of the Wolves, Cancels, la llegada de los nuevos y poderosos movimientos Climax… Todo un surtido de habilidades a nuestra disposición que nos asegura horas y horas pegados al pad para convertirnos en el rey de los luchadores.

Por supuesto que todo esto puede resultar abrumador a los recién llegados. Pero no os preocupéis, ya que se ha introducido el sistema Rush, heredado de Street Fighter X Tekken. Machacando el botón de golpe débil podremos crear fácilmente combos bastante potentes. No son desequilibrantes, ni mucho menos, pero ayudan a los novatos a poder aguantar el tipo.

Pero lo mejor de todo para dar la talla en The King of Fighters XIV es superar el detallado extenso tutorial que nos presenta Antonov. El ruso, con sus burlas habituales, nos irá instruyendo en todas las mecánicas del juego, las cuales luego podremos ir puliendo en un completo modo Práctica y en el modo Misión, donde se incluyen clásicos como Survival, Time Attack y Desafíos (hay un total de 250 pruebas a superar).

kof

Por supuesto que no puede faltar el clásico modo Arcade, llamado aquí Historia, donde se nos presenta el nuevo arco argumental iniciado en esta entrega. Como era de esperar, no es nada del otro mundo, ya que no supone otra cosa que una excusa para que los diferentes equipos se den tortazos de lo lindo, pero como es habitual, destacan las interacciones entre los distintos personajes, así como varias secuencias de vídeo diseminadas a lo largo de los diez niveles de los que consta el modo, así como el final exclusivo de cada equipo. Tal y como dijimos al inicio de nuestro análisis, vencer al misterioso Verse no será demasiado complicado… si sois unos veteranos de la saga. A los recién llegados sólo podemos decir una cosa: paciencia. Según vayamos avanzando en el modo Historia iremos desbloqueando a los personajes ocultos y numerosos vídeos e imágenes que disfrutar en la Galería disponible en el menú principal

Junto al modo Historia no podía faltar el multijugador, versus y online. Este último ha recibido en los últimos días  un potente parche que ha mejorado enormemente la conectividad de las partidas, haciendo que el juego sea mucho más fluido que en sus primeros días. Todo gracias a que SNK ha escuchado las primeras voces discordantes de los fans. Afortunadamente no han tardado nada en ponerse las pilas para mejorar el que será, seguramente, el modo al que más horas le dediquemos. En el modo online podremos seleccionar combates 3 vs 3 o 1 vs 1, así como un máximo de doce participantes en las salas online.

kof-xiv-teams

Gráficamente justito

Como bien sabréis a estas alturas, el punto más polémico de The King of Fighters XIV es su apartado técnico, especialmente en lo que a modelados de personaje y escenarios se refiere. El paso a las tres dimensiones, especialmente tras abandonar los geniales sprites de la anterior entrega, ha sentado como un jarro de agua fría a los fans. Es cierto que en su versión final el juego luce mucho mejor que cuando el título fue presentado por primera vez, pero hay que reconocer que The King of Fighters XIV no puede competir con Street Fighter V o Guilty Gear Xrd: Revelator a nivel gráfico, por citar dos títulos recientes. El modelado de personajes y los escenarios (bastante vacíos la mayoría) son los dos puntos a mejorar de cara a futuras entregas. No obstante, debemos tener en mente que estamos ante un juego de lucha, y aquí lo que prima es la jugabilidad y rapidez por encima de todo. Y en eso KOF XIV se mueve a 60 fps de estables en todo momento, garantizando que la excelente jugabilidad citada anteriormente se mantenga intacta en todo momento. ¿Qué preferís vosotros? ¿Un gran apartado técnico y una jugabilidad irregular? ¿O unos gráficos mejorables pero una jugabilidad excelente? El debate está servido.

¿Y a nivel sonoro? Pues lo cierto es que KOF XIV título cuenta con grandes piezas musicales, como es habitual en la saga, y aunque muchas de ellas nos recuerden a los buenos tiempos de NEO-GEO, un servidor sigue quedándose con las partituras de KOF 96 y 98. También hay que recordar que el juego cuenta con voces en japonés y subtítulos en español, y en esta ocasión la traducción a nuestro idioma es más que correcta, evitando algunas de las aberraciones que pudimos leer en KOF XIII.

kofxiv1-e1461869044107-1

Un digno heredero de los salones recreativos

Puede que las primeras impresiones no fueran de lo más positivas, pero una vez disfrutada a fondo su versión final no podemos más que quitarnos el sombrero ante The King of Fighters XIV. SNK ha decidido ir a contracorriente (hasta cierto punto), ofreciendo a los jugadores un título repleto de contenido gracias a sus modos de juego, gargantuesco plantel de personajes y jugabilidad clásica pero con las suficientes novedades con las que invertir horas y horas luchando. Sí, no es perfecto y a nivel técnico se debe mejorar el paso de los sprites a los modelados tridimensionales… ¡pero qué demonios! Me lo he pasado como un enano repartiendo guantazos a diestro y siniestro con Terry, Mai, Ryo, Geese, Kyo, Iori y compañía. Desde aquí le deseamos suerte a SNK en esta nueva andadura, esperando que recuperen la gloria de antaño. The King of Fighters XIV es un gran comienzo en este renacer.