Nos trasladamos hasta un universo mítico y muy querido por los otakus de todo el mundo. Hablamos del universo del anime Cowboy Bebop.

Como muchos sabréis este fin de semana se celebra el Japan Weekend Madrid, uno de los eventos de la capital que, edición tras edición, consigue reunir a numerosos fans del manga, el anime, los videojuegos y todo lo relacionado con la cultura y el ocio japonés y koreano. En esta ocasión, Ifema tendrá el honor de recibir como invitado al diseñador de personajes y director de animación Toshihiro Kawamoto, quien ha participado en animes como Noragami y Cowboy Bebop. Aprovechando esta feliz casualidad, dedicamos el manganálisis de hoy a una de las obras en cuyo anime ha participado Kawamoto y que podemos disfruta en nuestro país tanto en papel como en vídeo. Hoy hablamos de Cowboy Bebop.

Historia

Accidentalmente, el choque de una puerta de entrada al hiperespacio choca contra la Tierra, convirtiéndola en un lugar desolado e inhabitable. Esta circunstancia obliga a los humanos a emigrar a otros planetas del Sistema solar que permitan la vida. Asimismo, el caos originado da lugar a la aparición de “Cowboys”, cazadores de recompensas que viven fuera de la ley y que son perseguidos sin descanso por el ISSP, una Policía del Sistema InterSolar.

En el año 2071 nos encontramos con Spike Spiegel, un hombre que se dedica a buscar a todos aquellos cuya cabeza tenga un precio para entregarlos a la justicia y ganar dinero. Con él viaja su fiel amigo Jet Black, un hombre robusto que, a pesar de su apariencia, dedica parte de su tiempo a cuidar de Spike. En un universo adverso, esta pequeña familia de cazarrecompensas que vive en la nave Cowboy Bebop va creciendo y adjuntando a nuevos miembros. Conforme pasa el tiempo, se van desvelando los misterios y oscuridad del pasado de cada uno de los componentes de la banda, ya que ninguno de ellos está libre de problemas pasados.

Cowboy Bebop

Cowboy Bebop es un anime dirigido por Shinichirō Watanabe para el estudio Sunrise que se estrenó en Japón en abril de 1998. Esta serie, que contó con un guión de Keiko Nobumoto, terminó en abril de 1999 con un total de veintiséis episodios a sus espaldas y con numerosas críticas favorables que ensalzaban tanto su trama como la personalidad y la manera de desenvolverse de sus personajes, quienes tratan temas tan complejos como el existencialismo o la soledad. Asimismo, dos años después del final se estrenó en cines la película Cowboy Bebop: Knockin’ on Heaven’s Door, que estuvo también dirigida por el propio Shinichiro Watanabe.

Selecta Visión fue la encargada de hacerse con los derechos de distribución de esta obra en España. Actualmente se puede conseguir el pack con los veintiséis episodios en formato DVD. Próximamente podremos hacerlo en Blu-ray.

Manga

Cowboy Bebop

El desarrollo de este proyecto destacó la necesidad de llevar esta historia al papel. Antes de su estreno en televisión, en septiembre de 1997, Cain Kuga se puso al frente de la adaptación a manga de esta obra. El primer capítulo se pudo leer en septiembre de ese año en la revista Monthly Asuka Fantasy DX (Kadokawa Shoten), donde permaneció en activo hasta junio de 1998, lo que dio lugar a dos tomos recopilatorios.

Posteriormente, en octubre de 1998, Yutaka Nanten comenzó a serializar la continuación del manga Cowboy Bebop en la Monthly Asuka Fantasy DX. Tras tres volúmenes recopilatorios la obra cesó su publicación en febrero del año 2000.

Conclusión

Hablar de Cowboy Bebop es hablar de una obra inmortal que se encuentra entre los clásicos que deben ser vistos por todo otaku que se precie. Una historia que se disfruta mucho más descubriéndola desde cero (como fue mi caso) y que con cada nuevo visionado permite descubrir un nuevo matiz argumental que no hace sino destacar la calidad de una serie que muchos de los nuevos aficionados al anime consideran “viejo”.

En un primer momento la idea de cowboys espaciales atrajo la atención sobre un tema recurrente que cosechó éxito tras éxito en los años de máximo apogeo del spaghetti western (años 60-70). Con la introducción de la ciencia-ficción para la creación de unos “vaqueros espaciales” se dio el giro de tuerca necesario para crear una historia con un punto de partida que ya tenía medio asegurada a una audiencia fiel que no hizo sino aumentar conforme se iba descubriendo el argumento más profundo de la obra.

cowboy-bebop-resena-03

Con una animación asombrosa para la época de que data, Cowboy Bebop exploró de manera natural y muy acertada una nueva forma de hacer animes de ficción que, sin olvidar el elemento sobrenatural o fantástico, reflejasen un realismo poco habitual en otras obras del género. De esta manera se consiguió crear una historia muy fluida que revolucionó la industria en los años 90. Uno de sus puntos clave residió en la alternancia de la acción entre los diversos puntos de vista que permiten ponerse en la piel de los distintos personajes.

Si nos centramos en los personajes, estos reflejan de manera bastante fiel la complejidad del carácter y la mente humana. Ellos son el toque de distinción que aporta una nueva ráfaga de realismo (siempre ficcionado dado el tipo de obra en el que habitan). Durante los veintiséis episodios del anime estos experimentan una evolución con una catarsis que desemboca en un final tremendo para un anime que, para ese momento, ya había conseguido hacerse un hueco en la historia. El toque final lo da la alternancia del humor y el drama, dos aspectos que poseen los personajes y que ayuda a enlazar el presente con el pasado para revelar todos los secretos de cada uno de los protagonistas.

Si aún no conoces Cowboy Bebop, esta es una gran ocasión para darle una oportunidad a una serie que continua cosechando seguidores con el paso de los años gracias a una trama con gancho y unos personajes con los que no resulta difícil empatizar.