La saga de Orochi se despide por todo lo alto con un título ligeramente superior a la anterior entrega.

Cuatro entregas. Eso es lo que duró el arco argumental centrado en Orochi, en The King of Fighters. Lo que comenzó siendo una excusa argumental para que los personajes de Fatal Fury, Art of Fighting y otras franquicias de SNK se juntaran para darse porrazos se había convertido, por derecho propio, en una de las sagas de lucha más rentables, competitivas y exigentes de mediados de los noventa. Pero como todo lo que comienza ha de terminar, en SNK pensaron que el arco argumental iniciado allá por 1994.

En esta ocasión Kyo, Chizuru y hasta Iori buscan frenar el poder del malvado dios Orochi, encerrado hace siglos por la familia Kusanagi. Todo ello enmarcado en el transcurso de un nuevo torneo de artes marciales, como era de esperar. No obstante, no penséis SNK había pensado que este sería el final de The King of Fighters, nada más lejos de la realidad. Únicamente era el fin de su etapa inicial, donde algunos personajes cambiarían radicalmente, otros entrarían en barbecho una temporada y donde muchas de las preguntas planteadas desde la primera entrega por fin eran respondidas. Y no nos olvidemos de que seguíamos estando ante un grandísimo juego de lucha.

A simple vista, lo que más destaca de The King of Fighters 97 es su apartado técnico. En esta ocasión el equipo desarrollador sí que tuvo tiempo de pulir animaciones y mejorar sprites, ofreciéndonos unos personajes redefinidos y con nuevas animaciones tan detallados que estarían presentes durante varias entregas. Algunos escenarios contaban con ciertas interacciones y la banda sonora no defraudaba… con la salvedad de que únicamente los miembros de cada equipo de personajes tenían tema musical. Una decisión extraña a todas luces, ya que ciertos combates contaban únicamente con el sonido ambiental.

Jugablemente The King of Fighters 97 sigue la misma tónica de la anterior entrega. Se mantiene el modo Advance de KOF 96, así como el modo EXTRA, heredado de KOF 94 y 95. Pero no todo es una vuelta al pasado a nivel jugable. En la entrega que hoy reseñamos se estrenó el modo MAX, presente hasta nuestros días, como bien hemos podido probar en el fantástico The King of Fighters XIV. El gran aspecto a criticar en ese sentido es la IA de los enemigos, que sorprendentemente es de las más simplonas vistas en un juego de lucha, lo cual nos proporcionó un decepcionantemente inesperado combate final contra Orochi.

No obstante, los fans se volcaron en masa con esta nueva entrega de KOF, siendo jugado en los salones recreativos de todo el mundo… hasta que se estrenó al año siguiente The King of Fighters 98, una entrega legendaria de la que os hablaremos la semana que viene.

Os dejamos con diversos tráilers del juego: la versión para smartphones, la introducción de la propia recreativa, un corto centrado en Xiao Hai, uno de los luchadores profesionales más famosos de KOF y el tráiler de The King of Fighters 97 OL, un juego para smartphones hecho en China y que cuenta con la licencia de la propia SNK. Se trata de un beat ‘m’ up que adapta la saga de Orochi a la jugabilidad propia de Final Fight o Streets of Rage. Para algunos se trata de una divertida rareza y para otros de una blasfemia enorme. Juzgad vosotros mismos.