La pasada generación fue sin duda la de los shooters. En ella nacieron juegos como Bioshock, Rage, Borderlands, Dishonored, Binary Domain y Gears of Wars, y se consolidaron sagas como Call of Duty, Battlefield y Halo. Aunque es cierto que la gran mayoría de los shooters lanzados pecaban de ser clónicos entre ellos, muchos otros optaron por añadirles factores que los enriquecían, como la narrativa en el caso de Bioshock, factor clave para su encumbramiento como saga de culto. En este grupo de juegos inconformistas y, por qué no decirlo, rupturistas, también se coló Dishonored. El juego de Arkane Studios se presentó como un shooter que podías terminar sin matar a nadie, donde el sigilo y la exploración premiaban más que el andar dando tiros a diestro y siniestro. Unos cuantos años después, y quizás sin el bombo mediático que merece, su secuela ha salido a la venta bajo el manto de Bethesda. ¿Seguirá la senda de su fabulosa primera parte? Descúbrelo en nuestro análisis de Dishonored 2.

 

Vuelven los problemas al Reino de Gristol

Quince años han pasado desde que Corvo Attano limpiara su honor. Emily Kaldwin ha crecido y es la nueva emperatriz del Reino de Gristol, un gran territorio costero de tradición ballenera que está sufriendo una feroz plaga extendida por unos insectos llamados moscas de la sangre. Pero ese no es el mayor problema con el que van a tener que tratar Corvo y Emily, ya que durante una reunión formal de palacio hace acto de presencia una supuesta legítima emperatriz, la cual dará un golpe de estado en el reino y usurpará el trono. Durante un momento de gran tensión, el jugador deberá elegir qué personaje será el que lidere la aventura: Corvo o Emily. Dependiendo de su elección, la historia y cómo afrontarla cambiarán de forma notable.

dishonored-2-001

¿Qué diferencias existen entre ambos personajes? ¿Va a ser tan solo un cambio estético? Pues no, ya que cada uno de ellos tiene habilidades ligeramente diferentes, además de que algunas partes de la historia variarán lo suficiente como para que queramos vivir la aventura desde los dos puntos de vista.

Después de todo lo relatado, parece que la historia es solo cosa de dos, pero realmente no es así. También es importante, o más bien crucial, la figura del Forastero, un ser sobrenatural que otorga poderes sobrenaturales a ambos protagonistas –siempre que estos los acepten- y que parece conocer a la perfección el devenir de la historia y los sentimientos de los protagonistas.

 

¿Cómo mejorar algo que en su día fue magnífico?

Dishonored 2 hace precisamente lo que una secuela de una saga de éxito tiene que hacer: partir de la base de todo lo bueno del juego anterior, mejorarlo y además corregir los pequeños errores que pudiera tener. En él podemos disfrutar de una maravillosa simbiosis entre sigilo, acción, historia conspiranoica, ambientación de un sureste europeo del 1850 en el que la tecnología disparatada se hubiese impuesto, un buen doblaje, un excelso desarrollo de niveles y un repertorio de poderes sobrenaturales fantásticos. ¡Casi nada! ¿Lo mejor? Que todas estas piezas de engranajes no giran hacia una sola dirección, ya que es el jugador el que hace que se muevan al ritmo que éste quiere. Y es que si tenemos que elegir una palabra que defina Dishonored 2 ésta sería sin lugar a dudas libertad. Libertad para poder elegir nuestra historia, libertad para tomar decisiones que nos afecten, libertad para elegir nuestros poderes o incluso renunciar a ellos, libertad para pasar desapercibido o para matar a todo ser viviente… Se me ocurren miles de frases así que puedan definir el juego a la perfección y siempre me quedaría corto.

Dishonored 2 está dividido en varias misiones, en las cuales siempre tendremos un objetivo claro y varios que serán opcionales y que siempre tendrán alguna recompensa que nos ayude en nuestra misión principal. La forma de afrontarlos está en la mano del jugador, ya que podemos terminar cada una de ellas sin asesinar a nadie o acabando con todos. Por supuesto, si somos poco discretos, el caos se apoderará de la población civil y no seremos tan bien recibidos como nos gustaría. Pero además de este factor, algo que me gustaría destacar es lo bien hechos que están los niveles. Y no solo hablando de su apartado visual, que también, sino en su planificación. ¿Recordáis que os he dicho que podéis rechazar los poderes que nos ofrece el Forastero? Pues eso no nos va a impedir acceder a ningún rincón importante del juego, algo que dice muchísimo de la precisión y mimo con la que ha sido creado. Conseguir todo esto no es sencillo, y es algo que sólo se consigue con una gran dirección y muchas horas de corregir errores.

Durante la aventura, podremos encontrar runas y talismanes de hueso que nos ayudarán a desbloquear poderes o habilidades y a mejorarlos. Todos ellos estarán repartidos y bien escondidos por los recovecos del nivel, y os aseguro que algunos de ellos cuestan muchísimo de conseguir. ¿Qué más ayudas tenemos en el juego? Pues disponemos de sigilosa una ballesta con diferentes tipos de flechas, una mortífera pistola, minas, granadas y por supuesto nuestra espada, con la que podremos –si queremos- mutilar o asesinar con estilo. Os aseguro que combinar poderes, armas e ingenio proporciona al jugador unos combates dinámicos, divertidos y originales. Y oye, que si no quieres matar a nadie también puedes utilizar dicha combinación para noquearlos con un estilo la mar de fino. Imagínate: espías por una cerradura y ves a un tipo; estudias su comportamiento y utilizas tus poderes para ponerte detrás de él y…¡PAM! No lo ha visto ni venir y se va a tirar un buen rato durmiendo.

dishonored-2-003

Con un mundo tan denso y bien trabajado, está claro que ha de haber una historia fantástica que descubrir por nosotros mismos. Y es que a parte de lo que vamos a poder ir escuchando y viviendo a lo largo de la aventura, a través de un notable doblaje en español, también podremos encontrar una cantidad ingente de periódicos, anotaciones, libros y artículos que nos contarán parte de la historia y nos otorgarán pistas para descubrir objetos o detalles importantes. Este factor me ha parecido fantástico, ya que logra que el jugador quiera conocer más y más sobre la historia y se esfuerce en buscarla, enriqueciendo así el factor de exploración.

 

Conclusiones

Dishonored 2 es un juego fantástico que mejora en todo a su predecesor, ofreciendo una aventura libre al jugador y alejándose de los estereotipos de los shooters convencionales, ofreciendo así un juego de disparos en el que asesinar o no está en tu mano. Su perfecto balance entre jugabilidad, historia y desarrollo hacen de él un juego único, situándolo en una liga en la que se puede codear con Bioshock.

Arkane Studios, felicidades: lo has vuelto a hacer.