El Monstruo de al Lado es el nuevo título shōjo de Norma Editorial. Este nos sumerge de lleno en la extraña relación amorosa entre Shizuku Mizutani y Haru Yoshida. ¿Te apuntas a descubrirla?

Hoy cambiamos radicalmente de tono para hablaros de otra de las novedades que se pusieron a la venta en el pasado Salón del Manga de Barcelona. Una obra ya cerrada en Japón y protagonizada por dos personas opuestas y a la vez similares que iniciarán una extraña pero intensa relación. La serie elegida por Norma Editorial para retomar la publicación de género shōjo. Hoy os presentamos El Monstruo de al Lado.

“Quizás se podría decir que como mis valores han cambiado el mundo también lo ha hecho”

El Monstruo de al Lado

Shizuku Mizutani es una joven de secundaria que vive por y para los estudios. Desde muy pequeña tomó la decisión de esforzarse al máximo en sus competencias escolares para convertirse en una mujer de provecho con un salario más que aceptable. Por ello, en ese mismo instante asumió que las relaciones interpersonales no eran importantes para ella, ya que supondrían distracciones que la alejarían de su ambiciosa meta, motivo que explica que hasta la fecha no tenga ningún amigo.

Sin embargo, esos días de paz y sosiego concluyen abruptamente cuando su profesora le pide que le lleve los deberes a Haru Yoshida, un chico de su misma aula que fue expulsado el primer día de clase debido a un enfrentamiento violento con otros alumnos del centro. Desde ese día, Haru ha sido considerado por todos un camorrista sin remedio que disfruta pegando y atemorizando a los demás, rumor que se ha extendido y afianzado gracias a su cara seria y de pocos amigos.

Cuando Haru recibe la visita de Shizuku considera que esta es su primera amiga en mucho tiempo, por lo que empieza a mantener una relación más estrecha con la joven, quien está tan poco familiarizada con las relaciones humanas como el propio Haru. Ese mismo hecho es el que impulsa al chico a confesarle su amor a Shizuku, declaración que acaba trastocando por completo el universo de perfección en el que la muchacha vivía hasta ese momento. No obstante, Haru termina por entender que la atracción que siente por su compañera de curso no es sino una profunda admiración y cariño de amigo. Revelación que le llega demasiado tarde, ya que para entonces Shizuku se ha enamorado del revoltoso e inquieto Haru. Así pues, los dos comenzarán una relación que les permitirá abrirse a los demás y comenzar a tener un reducido pero agradable círculo de amigos al tiempo que tratan de aclarar sus verdaderos sentimientos hacia el otro.

El Monstruo de al Lado (Tonari no Kaibutsu-kun) es un manga de género shōjo nacido de la mano de Robico que comenzó a publicarse en la revista Dessert (Kodansha) en agosto de 2008. Varios años después, en junio de 2013, la obra llegó a su fin dejando tras de sí un total de trece volúmenes recopilatorios, siendo uno de ellos un tomo especial de historias cortas.

Durante el pasado Salón del Cómic de Barcelona (del 5 al 8 de mayo de este año), Norma Editorial anunció que se había hecho con la licencia de esta obra para España. Ahora, coincidiendo con el XXII Salón del Manga de Barcelona, por fin ve la luz el primer tomo de esta romántica historia protagonizada por dos personas completamente opuestas pero que tienen más en común de lo que les gustaría reconocer. A continuación analizamos con todo detalle cómo es la edición de este primer volumen de El Monstruo de al Lado.

El Monstruo de al Lado

Edición de El Monstruo de al Lado por Norma Editorial

Norma Editorial vuelve a la aventura de la edición de mangas shōjo con un título curioso, atractivo y que sigue los patrones y estándares de toda obra de este género que se precie. El primer tomo de El Monstruo de al Lado está editado en formato rústica con sobrecubierta en un tamaño de 11,5×17,5 cm., medida estándar que comparte con otras obras ya publicadas por la editorial, como Ataque a los Titanes, Monster Hunter Flash! o Übel Blatt. El tomo, como es habitual, viene recubierto por una sobrecubierta plástica protagonizada por Shizuku y Haru; por su parte, la contraportada incluye una sinopsis de la obra, así como una ilustración de la joven en su pupitre de clase. Bajo esta se encuentran una serie de viñetas protagonizadas por los dos jóvenes con las que se decoran tanto la portada como la contraportada del tomo.

El Monstruo de al Lado

Este primer tomo de la historia se compone de un total de 176 páginas en blanco y negro divididas en cuatro capítulos que disponen a su vez de su propia portada. Al final de cada uno el lector se encuentra con bloques de tiras cómicas, dispuestas de dos en dos, en las que se parodia alguno de los momentos del capítulo y que hacen las funciones de extra. Finalmente, mencionar que el tomo también incluye un par de bocetos de los personajes que se encuentran distribuidos en los pocos espacios en blanco.

En cuanto al contenido, el volumen tiene una traducción muy fresca y juvenil realizada por Sandra Nogués, quien ha empleado un vocabulario sencillo y accesible para todo tipo de públicos. La traducción se complementa con diversas notas a pie de página que explican términos nipones que pueden resultar desconocidos para el lector. Asimismo, el alto gramaje de las páginas ha facilitado una impresión impecable sin manchas que entorpezcan la lectura.

El Monstruo de al Lado

Desde ya mismo se puede conseguir el primer tomo de El Monstruo de al Lado a un precio de 8€. Una obra con periodicidad mensual y con la que Norma Editorial se sumerge nuevamente en el apasionante y para nada fácil mundo del shōjo.

Conclusión

Puede resultar repetitivo, pero lo cierto es que siempre resulta agradable encontrarse con un nuevo título, sea del género que sea (en este caso shōjo) con el que ganan no sólo las editoriales y las estanterías de las tiendas especializadas, sino todos los amantes del manga. Por ello, esta es una nueva oportunidad para descubrir una obra que gustará especialmente a los fans de género romántico de temática escolarEl Monstruo de al Lado.

En cuanto a la obra, El Monstruo de al Lado coge por protagonistas a dos personas que tienen aspiraciones distintas pero que comparten una carencia: la falta de contacto social. Así, mientras que Mizutani ha elegido voluntariamente la soledad, Haru se ve forzado a ella por el temor que él mismo causa en los demás debido a sus prontos y a su carácter. Sin embargo, los personajes van evolucionando poco a poco gracias a que ambos van abriéndose a los demás. Este es el punto de partida de una historia que ensalza valores como la constancia, la confianza en uno mismo, la amistad y el apoyo que cualquiera puede recibir de sus auténticos amigos. Obviamente todos estos temas quedan en un segundo plano ante la relación que establecen los dos protagonistas y que se convierte en eje central del desarrollo de una trama que también deja espacio para el humor.

Si nos centramos en el aspecto artístico, Robico demuestra una gran capacidad para transmitir sentimientos y emociones a través de personajes con registros muy variados y altamente expresivos que los hacen parecer muy humanos. Personajes con los que el lector consigue empatizar gracias a su carácter y que mantienen unas proporciones adecuadas. De esta manera, el dibujo se une a la trama ya mencionada para crear una historia ágil centrada en la manera en que Shizuku comienza a asimilar sus sentimientos y su relación con quienes la rodean.

En cuanto a la edición, Norma Editorial ha vuelto a realizar un trabajo más que destacable con la publicación de este primer tomo. Un volumen que acerca al lector a una historia que tendrá líos amorosos a placer y que no ha hecho más que comenzar.

El Monstruo de al Lado