Tras Tokyo Ghoul y Tokyo Ghoul:re, Norma Editorial nos trae Tokyo Ghoul: Zakki, el artbook oficial de la exitosa obra del autor Sui Ishida.

Existe la mentalidad de que cuando se topa con una “gallina de los huevos de oro” hay que explotarla al máximo para sacarle todo su provecho. Pero esta idea no debe ser siempre negativa, ni mucho menos. Hay veces en las que esa supuesta sobreexplotación tiene por objetivo indagar en ese producto o en su autor/a, como ocurre en este caso. Porque hoy os vamos a hablar de otra de las muchas novedades que Norma Editorial sacó a la venta con motivo del XXII Salón del Manga de Barcelona y que está íntimamente relacionada con una de las obras más exitosas y demandadas de los últimos tiempos. Una obra nacida de la mente de Sui Ishida y que ya cuenta con diversos spin-off que no hacen sino mostrar más a los fans de ese misterioso y peligroso mundo en el que habitan los ghouls. Con todos vosotros, Tokyo Ghoul: Zakki, el artbook oficial de Tokyo Ghoul.

“Al observar con detenimiento todos esos resultados tan diferentes, he podido sentir que cada ilustración es el resultado de todo un cúmulo de cosas”

Tokyo Ghoul: Zakki

Kaneki Ken es un universitario de 18 años aficionado a la lectura que suele frecuentar una cafetería de moda junto a su amigo Hide. Con él puede hablar de cualquier cosa, incluso de los ghouls, seres con aspecto humano que viven en la ciudad de Tokio y que devoran a las personas para poder sobrevivir.

Un día, Rize, la chica que le gusta a Kaneki, se acerca a él y le propone salir para conocerse un poco mejor. El chico acepta sin saber que Rize es, en realidad, un ghoul que ansiaba devorar al inocente de Kaneki. A pesar de las heridas del combate el joven logra sobrevivir al encuentro con Rize, aunque pagando un precio muy elevado, ya que para mantenerle con vida le trasplantan los órganos de la ghoul. A partir de ese instante la vida de Kaneki da un giro de ciento ochenta grados al quedarse atrapado entre el mundo de los humanos y el de los ghouls.

Este es el punto de partida de Tokyo Ghoul, un seinen creado por Sui Ishida que nació en las páginas de la revista Weekly Young Jump en septiembre de 2011. Tras permanecer tres años en activo, la obra finalizó con el decimocuarto volumen recopilatorio. Posteriormente aparecieron en el mercado nipón Tokyo Ghoul: JACK (precuela de un único tomo que se desarrolla diez años antes del manga original) y Tokyo Ghoul: re (secuela de Tokyo Ghoul). Además, la obra se complementa con capítulos aparte (como Tokyo Ghoul:Rize y Tokyo Ghoul:Joker), así como con tres novelas que ayudan a profundizar un poco más en la obra y en sus distintos personajes.

Pero, ¿cómo una única mente puede desarrollar una trama tan compleja? ¿Cómo se explican los diversos registros artísticos mostrados por Sui Ishida a través de su carrera profesional? ¿De dónde nace un estilo de dibujo tan impactante y único? Para responder estas preguntas y aprender a conocer un poco más la mente de este genio se creó Tokyo Ghoul: Zakki, un artbook que se puso a la venta en Japón en 2014, coincidiendo con la salida al mercado del decimocuarto tomo de la obra original. En él se descubre, a través de ilustraciones y bocetos, qué cruzaba la mente de Ishida-sensei a la hora de elaborar la obra de Tokyo Ghoul y todo el entramado comercial nacido de esta serie en su momento de mayor auge. Ahora, este artbook nos llega gracias a Norma Editorial, quien lo ha puesto a la venta coincidiendo con el XXII Salón del Manga de Barcelona.

Edición de Tokyo Ghoul: Zakki por Norma Editorial

Al igual que Tokyo Ghoul y Tokyo Ghoul: re, Norma Editorial ha decidido publicar Tokyo Ghoul: Zakki en formato rústica con sobrecubierta. Sin embargo, este libro de arte cuenta con un tamaño de 13×18,2 cm., medidas superiores a las de la obra original y Tokyo Ghoul:re. La parte frontal de la sobrecubierta viene decorada con una ilustración de Kaneki y Touka, mientras que la parte posterior incluye una breve reseña del contenido de la obra acompañada de diversos dibujos que constituyen referentes de los personajes, como el parche del ojo de Kaneki.

Tokyo Ghoul: Zakki

El volumen está compuesto por un total de 112 páginas que, debido a las especificaciones del propio tomo, son a color. Estas se dividen en cuatro apartados colocados de seguido, sin separación definida, y que dan comienzo con el Índice de contenidos. El primero de los bloques temáticos del artbook es el dedicado a las “Portadas de los tomos”. En él se repasan las catorce portadas de Tokyo Ghoul acompañadas de explicaciones de Sui Ishida que aclaran el por qué ciertos personajes apareciesen ilustrando un volumen concreto. Además, este apartado, al igual que el resto, relata curiosidades que seguro gustarán a los fans, como el hecho de que Shu Tsukiyama, quien protagoniza la portada del cuarto tomo, era el protagonista de una historia original de Ishida-sensei ajena a Tokyo Ghoul pero que, a priori, no saldrá a la luz por deseo expreso de su propio autor; o que la portada del tomo seis, dedicada a Juuzou, fue realizada con el programa digital Painter, el cual se colgó casi al final del proceso, dejando a un agotado Sui Ishida únicamente con el boceto original tras muchas horas de trabajo; o que la portada del tomo diez fue la que más le costó realizar porque no se decidía por el personaje que la protagonizaría.

Tokyo Ghoul: Zakki

Los dos siguientes apartados, dedicados a las “Ilustraciones a color de la Young Jump” y a “Otras ilustraciones a color”, suponen una entrada directa a la mente creativa de Sui Ishida, ya que el autor explica cada una de las ilustraciones tanto utilizadas como descartadas en la obra, así como asuntos mucho más personales concernientes a sus gustos y aficiones. De esta manera el lector descubre que para la portadilla del capítulo #009 (Eclosión) Ishida-sensei se vio profundamente inspirado por Kazue Kato (Blue Exorcist), o que en el número 31 de 2014 de la revista Weekly Shonen Jump, en la que se publicó Tokyo Ghoul Joker, le encantó compartir publicación con Yoshihiro Togashi (Hunter x Hunter).

Tokyo Ghoul: Zakki

Asimismo, Sui Ishida aprovecha para explicar tanto los procesos creativos como los programas utilizados en el diseño de algunas portadillas e ilustraciones. Este es el caso de la portadilla del capítulo #026 (Oponente), que fue realizada empleando la técnica grisalla, o la evolución de la portadilla del capítulo #087 (Rumores). Pero esto no es todo lo que ofrecen estos apartados, ni mucho menos. En ellos también hay cabida para mostrar bocetos descartados, ilustraciones de las novelas Tokyo Ghoul Día a Día y Tokyo Ghoul En blanco, e incluso imágenes creadas expresamente para campañas comerciales o publicitarias de la puesta a la venta de los tomos de Tokyo Ghoul o de otros productos de las librerías. Todas estas ilustraciones van perfectamente identificadas con el número y el año de la revista donde se publicó y el tipo de imagen que era.

Finalmente, el último apartado es un “Postdata” realizado por el autor en el que habla brevemente sobre lo que ha supuesto para él echar la vista atrás a todo su trabajo para la elaboración de Tokyo Ghoul: Zakki, así como recordar el momento o las condiciones en las que hizo cada una de las ilustraciones.

Tokyo Ghoul: Zakki

Conclusión

Tokyo Ghoul: Zakki es un imprescindible para todos los fans de Tokyo Ghoul que ya tengan en su haber las ediciones de Norma Editorial de la obra original y de Tokyo Ghoul:re. Como se ha mencionado, este artbook supone una puerta de entrada a la creativa mente del mangaka Sui Ishida, quien a lo largo de su carrera profesional ha tenido la oportunidad de experimentar con diversas técnicas creativas y de dibujo hasta dar con el estilo que más le gusta, que se ha convertido en su enseña personal y gracias al cual es fácilmente identificable por sus seguidores.

A lo largo de las 112 páginas que componen el volumen es posible conocer mejor al autor de una obra que no deja de dar de sí para sorprender a sus lectores con nuevas tramas llenas de acción, sangre y oscuridad en un mundo en el que humanos y ghouls conviven bajo la constante supervisión del CCG. Pero Tokyo Ghoul: Zakki no es sólo un libro lleno de tecnicismos en relación al diseño, composición y coloreado de las imágenes, sino que también hay espacio para el humor (como la coña del videojuego de Tokyo Ghoul que Ishida-sensei se sacó de la manga para vacilar a sus fans un April Fools.

En cuanto a la edición del tomo en castellano, Norma Editorial ha realizado un trabajo remarcable con este tomo único. La impresión de las ilustraciones es impecable, con textos traducidos que mantienen las características originales de la obra en japonés (manteniendo los colores originales) y que van acompañados de notas de traducción que ayudan a aclarar ciertos conceptos. Un conjunto que hace de Tokyo Ghoul:Zakki una obra de coleccionista necesaria para todos los amantes de Tokyo Ghoul y del arte inigualable de Sui Ishida.

Tokyo Ghoul: Zakki