Voces de una Estrella Distante nos sumerge de lleno en la relación entre Mikako y Terao, dos adolescentes que se verán dolorosamente separados por una guerra interestelar contra unos seres llamados tarsianos.

Hoy tenemos el placer de presentaros una de esas historias que te llegan a la patata lo quieras o no. Una obra en la que cada detalle cuenta, en la que cada imagen narra incluso más que los textos, en la que los sentimientos y emociones se encuentran a flor de piel para arrastrar al lector a un universo completamente nuevo en el que sólo parecen existir dos personas: los protagonistas. Una historia nacida de la mente de uno de los cineastas nipones más brillantes de los últimos tiempos y cuya adaptación a manga nos llegó en el pasado XXII Salón del Manga de Barcelona (en realidad unos días antes) gracias a la editorial Planeta Cómic. Con todos vosotros, Voces de una Estrella Distante.

“He decidido que, hasta el día en el que podamos volver a vernos, voy a crecer y hacerme adulto en solitario”

Voces de una Estrella Distante

En el año 2039 un grupo de exploración marciana demostró la existencia de vida inteligente extraterrestre gracias al descubrimiento de las ruinas de Tharsis, ubicadas en Marte. Esta revelación originó un gran revuelo en la Tierra que dio lugar al estudio de dichas ruinas y a la obtención de una tecnología nunca antes vista por los humanos. Sin embargo, la admiración inicial sentida por esta nueva forma de vida fue rápidamente sustituida por el miedo y la precaución tras la desaparición de ese primer grupo de exploración marciana a manos de los tarsianos. En ese momento, la Tierra inició una guerra interestelar con estos seres, a los que se ha perseguido sin descanso con la intención de aniquilarlos.

Mikako Nagamine es una estudiante que disfruta pasando los días junto a su compañero de clase Terao Noboru. Ambos comparten los días pensando en su futuro, hablando del instituto en el que cursarán el bachillerato. Sin embargo, en el año 2046, Mikako le revela a Terao que ha sido seleccionada para unirse a las tropas de lucha contra los extraterrestres. Así, la joven deberá ponerse a los mandos de un Tracer, robot destinado al combate hombre a hombre de los cosmonautas contra los tarsianos. A partir de ese momento Mikako abandona la Tierra para unirse a la tripulación de Rissitea, nave del ejército espacial de la ONU. Sin embargo, la gran distancia que la separa de Noboru no será un impedimento para mantenerse en contacto con él a través de mensajes de texto enviados a través de sus móviles. Pero conforme la guerra avanza, la distancia entre ambos y el tiempo de envío de los mensajes crece, obligando a que su relación quede prácticamente en el olvido. ¿Serán los sentimientos de ambos lo suficientemente fuertes como para resistir la barrera del espacio-tiempo?

Voces de una Estrella Distante (Hoshi no Koe) es una OVA escrita, dirigida y coproducida por el cineasta nipón Makoto Shinkai. Esta fue estrenada en Japón en febrero de 2002. La historia ha sido adaptada a diversos formatos, destacando la versión en manga de la que hoy os hablamos. Esta fue realizada por el propio Makoto Shinkai (historia original) y por Mizu Sahara (ilustraciones) y se publicó en el año 2004 en la revista Afternoon (Kodansha), siendo recopilada un año después en un tomo único.

Tras anunciar sus intenciones de publicar esta obra en nuestro país, el pasado 18 de octubre Planeta Cómic ponía a la venta esta edición de Voces de una Estrella Distante que analizamos a continuación.

Voces de una Estrella Distante

Edición de Voces de una Estrella Distante por Planeta Cómic

Siguiendo la estela de 5 Centímetros por Segundo, Planeta Cómic vuelve a dar el todo por el todo con la edición en manga de Voces de una Estrella Distante, volumen que ya se puede conseguir en cualquier tienda especializada por un precio de 9,5 euros. Al igual que en su edición japonesa, Planeta Cómic ha puesto a la venta esta historia en un tomo único. Este se presenta en formato rústica sin solapas y con sobrecubierta. Una sobrecubierta simple a la par que elegante y efectiva, ya que únicamente muestra una ilustración de la principal protagonista, Mikako, acompañada del nombre de los padres de esta historia, su título y el sello de Planeta Cómic. En la parte posterior sorprende no encontrar la sinopsis de la obra, por lo que quien quiera conocerla deberá leer directamente el tomo para sumergirse en la magia narrativa y el buen hacer de Makoto Shinkai y Mizu Sahara. Bajo la sobrecubierta encontramos que la portada y contraportada del tomo ofrecen exactamente el mismo aspecto que la sobrecubierta, pero en blanco y negro.

Voces de una Estrella Distante

El volumen Voces de una Estrella Distante forma parte de la Colección Babel y está compuesto por 230 páginas. La gran mayoría de estas son en blanco y negro, aunque el lector también encuentra un total de doce páginas a color ubicadas al principio (ocho) y a la mitad (cuatro) de la obra. Cabe destacar que esta adaptación, dividida en diez capítulos, toma como punto de partida la historia original de la película, pero llevándola un paso más allá, por lo que quienes ya conozcan el film original de Voces de una Estrella Distante disfrutarán de esta nueva y detallada versión de unos hechos que difieren de los originales.

De esta manera el lector amplía sus horizontes con respecto a este título al adentrarse de lleno en la vida de los dos protagonistas. Por un lado, se profundiza y explica con mayor detalle cómo es el día a día de Mikako a bordo de la nave Rissitea, así como las personas que conoce en esta y que le ayudan a sobrellevar su nueva vida apartada de todo cuanto conocía hasta la fecha. Por otro lado, el lector también sigue la evolución de Terao en la Tierra, descubriendo los conflictos internos que le afligen al no recibir los mensajes de su amiga tan a menudo como desearía. Unos conflictos que debe afrontar conforme crece y se hace adulto, con todo lo que ello representa (elección de su futuro académico, relaciones amorosas, elección de carrera profesional, etc.). Por ello, a diferencia de la película original, el manga Voces de una Estrella Distante profundiza mucho más en los personajes y en su evolución, mostrando con mayor detenimiento la profundidad de sus sentimientos y debates internos que deben ir superando.

Voces de una Estrella Distante

Siguiendo con la estructura de este tomo único, cada capítulo dispone de su propia portada. Al final de la obra, a modo de epílogo, se incluye una carta de Mizu Sahara en la que agradece el apoyo de todos cuantos le ayudaron en el desarrollo de esta historia, desde el propio Makoto Shinkai hasta los miembros de la editorial y sus amigos y conocidos. Asimismo, incluye una tira cómica sobre cómo fue uno de los momentos de la producción del manga. Este es todo el contenido extra que incluye el tomo. Aunque, a decir verdad, Voces de una Estrella Distante no necesita ningún añadido más que su historia para calificarse como uno de los imprescindible para todos los amantes del manga (especialmente para los fans del género seinen o de los romances), ya que se trata de una obra con la suficiente fuerza como para cautivar al lector desde el principio y mantenerle en vilo hasta el final.

En cuanto a la tipografía del volumen, esta es clara y perfectamente legible. Asimismo, las páginas que lo componen son de alto gramaje, lo que se percibe en la calidad de las impresiones y de las viñetas, en las que no se encuentran borrones ni manchas provocados por la tinta.

Voces de una Estrella Distante

Conclusión

Durante toda su trayectoria profesional Makoto Shinkai ha demostrado ser un mago de la narración, no solamente en el ámbito cinematográfico, sino también en las adaptaciones a papel de sus obras. En el caso del manga Voces de una Estrella Distante se demuestra una vez más esa gran capacidad para narrar historias emotivas que llegan al corazón de quienes tienen el placer de disfrutarlas. Voces de una Estrella DistantePorque los mangas de Shinkai están hechos para eso, para saborearlos tranquilamente con la finalidad de descubrir los numerosos detalles y matices que los componen y que, de ir con prisas, pasarían inadvertidos. Tampoco podemos obviar el excelente trabajo de Mizu Sahara quien, empleando un diseño de los personajes distinto al del film, consigue plasmar con su estilo de dibujo a unos personajes proporcionados y cercanos que resultan ser tan completos y complejos como cualquier ser humano.

Gracias a la unión de estos dos maestros el lector descubre en este seinen una historia de ciencia ficción que, no obstante, está más centrada en el desarrollo de los personajes que en la propia guerra interestelar con los tarsianos que da pie a toda la trama. Una trama en la que se muestra la evolución de las personas en todos los sentidos, desde el crecimiento físico (mientras que Mikako se queda atrapada en el tiempo con sus quince-dieciséis años, Noboru sigue cumpliendo años hasta convertirse en un hombre de veinticinco años) hasta el emocional (a pesar de la diferencia de edades, ambos deben afrontar nuevos retos personales).

Algo que también se debe poner de manifiesto es que esta relación a distancia de los dos jóvenes sirve para que el autor indague con mayor profundidad en aspectos más complejos y profundos de la mentalidad humana, tales como el deseo de avanzar y dejar el pasado atrás. Un pasado que no deja de perseguirles y, en cierta medida, dirigir sus vidas. Al mismo tiempo, ese pasado les ayuda a mantenerse en pie, con fuerzas para afrontar todos los problemas y que también se convierte en su esperanza de un futuro en el que ambos puedan volver a estar juntos.

Si nos atenemos a la relación calidad-precio, esta es bastante ajustada y acertada teniendo en cuenta que el tomo, además de consistente, dispone de páginas a color que, normalmente, encarecen el precio de los volúmenes. Asimismo, la edición realizada por Planeta Cómic no deja nada al azar, por lo que todo está perfectamente calculado para hacer de Voces de una Estrella Distante una obra imprescindible no sólo dentro de su catálogo manga, sino de la industria del manga en nuestro país.

Voces de una Estrella Distante