Nada nuevo bajo el sol, ¿verdad?

Es cierto que no es la primera vez que lo vemos, pero eso no quiere decir que haya dejado de escandalizarnos ante lo ridículo del asunto. Estamos hablando de las supuestas ediciones coleccionistas de videojuegos que… no incluyen el juego. Casi sería más honesto que lo llamaran «un montón de merchandising a lo loco», ¿cierto?

El último juego en contar con semejante «honor» no es otro que Resident Evil 7, tal y como ha desvelado la web italiana de GameStop. La edición de marras incluirá un libro de arte que repasa los 20 años de Resident Evil, cinco litografías, unos cuantos DLC exclusivos, un pendrive con forma de dedo (y capacidad de 16 GB), así como una maqueta de la casa donde tendrá lugar la aventura de terror de Capcom. El precio de toda esta broma: 100 euros.

¿Qué os parece la proliferación cada vez mayor de este tipo de ediciones? Un servidor no podría tener menos interés en ellas.

Fuente: GameStop Italia