¿Os gusta Mad Max? ¿Fallout? ¿Las artes marciales? ¿La ultraviolencia ochentera? Pues entonces no os perdáis el Retroanuncio de la semana, centrado en Fist of the North Star.

Hablar de Fist of the North Star (El Puño de la Estrella del Norte en español y Hokuto no Ken en japonés) es hablar de algo muy serio. No en vano se trata de uno de los primeros shonen de acción, antecesor directo de obras tan conocidas como Dragon Ball, Saint Seiya y el resto de mangas similares.

El manga comenzó su andadura en la conocida revista Weekly Shonen Jump en 1983, finalizando en 1988 con un total de 27 tomos a la espalda. Pero aquí no estamos hoy para hablar del manga o sus distintas adaptaciones animadas. Si queréis empaparos de la historia de Fist of the North Star, entonces no tenéis más que adentraros en el exhaustivo Manganálisis que realizamos hace unos añitos). Hoy estamos aquí para hablar de algunos de sus videojuegos.

Y es que como todo manga de éxito, las aventuras de Kenshiro y compañía por un mundo devastado por la guerra nuclear, han contado con numerosas adaptaciones a videojuego, no muy loables, todo hay que decirlo.

Desde 1986 hemos contado con todo tipo de propuestas basadas en el manga de Buronson y Tetsuo Hara. Desde aventuras gráficas como Hokuto no Ken: Violence Gekiga Adventure (para ordenadores japoneses), plataformas de acción para Master System y Sega Mega Drive debidamente censurados y retocados para su lanzamiento occidental (Black Belt y Last Battle), un par de aventuras dignas en NES que llegaron a tierras americanas en su día, unos cuantos RPG y juegos de lucha para Super Famicom que nunca salieron de Japón, y más de lo mismo en el caso de Playstation y SEGA Saturn.

Como podéis observar, la llegada a Occidente de juegos basados en tan legendario manga durante los ochenta y los noventa es casi anecdótica. Poco cambió la cosa con la irrupción del nuevo milenio. Fist of the North Star (un juegazo de Arc System Works para Playstation 2 y que causó furor en la comunidad de los juegos de lucha), Hokuto no Ken: Hokuto Shinken Denshōsha no Michi (versión digital del manga para Nintendo DS), Hokuto no Ken Online para PC y Hokuto no Ken: Raō Gaiden: Ten no Haō (juego de lucha para PSP basado en una precuela animada centrada en Raoh) tampoco salieron de Japón, para disgusto de sus fans. De este modo, se tenía que seguir recurriendo a la importación (y a métodos algo más dudosos) siempre que se quería disfrutar de estos juegos.

En los últimos años la cosa ha cambiado bastante. Los dos últimos juegos de la saga, Fist of the North Star: Ken’s Rage y su secuela, sí que se han dejado caer por estos lares. Se trata de dos beat ‘m’ up masivos de Koei Tecmo inspirados en sus Dynasty Warriors, con todo lo bueno y malo que ello conlleva.

Pero además de estas numerosas adaptaciones, Fist of the North Star no se ha librado de contar con ciertas rarezas jugables, como era de esperar al tratarse de un manga de éxito: numerosos juegos de pachinko y de mecanografía (a lo Typing of the Dead) se han ido dejando caer por consolas y ordenadores japoneses durante años, así como varios crossovers con personajes de Shonen Jump, sin olvidarnos de la conocida saga Punch Mania, donde el jugador lanza puñetazos contra la pantalla emulando al propio Kenshiro. Extravagancias niponas que seguramente despertarán la curiosidad de los fans del manga.

En definitiva, los juegos basados en Fist of the North Star, salvo honrosas excepciones, no son nada del otro mundo, pero al menos permiten a los fans de tan conocida licencia encarnar al tipo más duro del manganime y que los malosos de turno sientan en sus carnes lo que un buen ATATATATATATATA! significa.

Os dejamos con un buen puñado de traílers y vídeos para vuestro disfrute.

https://youtu.be/ONFP3CoY24o