Konnichiwa to the family, son! Resident Evil 7 y la familia de paletos que nos hará la vida imposible en el juego serán los protagonistas de una nueva atracción de Joypolis, el parque de atracciones de Sega que se encuentra en la isla artificial de Odaiba, en Tokio. Por 600 yenes podremos disfrutar, os más bien sufrir, de una recreación de la casa de la familia Baker, en la que entraremos para investigar la desaparición de varias personas en ella. Al entrar en su interior nos encontraremos con una cinta VHS -joróbate Sony, no es un Betamax-, la cual nos mostrará un escalofriante secreto.

Además de la atracción de Resident Evil 7, Joypolis también celebrará el vigésimo aniversario de la saga Resident Evil con varios eventos propios, como postres y bebidas ambientados en personajes y objetos del juego, originales posavasos y unas pegatinas la mar de majas.

Pase de Joypolis con temática Resident Evil 20 aniversario

Pegatinas

Posavasos

Bebidas

Postres