Capcom y Marvel dieron un paso de gigante con el primer gran crossover entre ambas compañías: ¡Mutantes contra luchadores callejeros!

El éxito de X-Men: Children of the Atom y Marvel Super Heroes había demostrado que los personajes de Marvel en manos de la gente de Capcom era apostar por el caballo ganador, tanto en los salones recreativos como en consolas (si bien las versiones de Playstation siempre salían bastante malparadas en comparación con las de SEGA Saturn). Pero había que ir más allá. Era la hora de saltar de lleno al terreno del crossover.

Ya hubo tímidos atisbos de estos cruces con la presencia de personajes de Street Fighter y Darkstalkers en los anteriores juegos, pero solo eran meros cameos. El crossover definitivo (al menos para la fecha lo era) llegaba en 1996 con X-Men vs Street Fighter. El título deja muy claro qué tipo de juego es, ¿verdad? Algunos de los personajes más destacados del universo mutante marvelita (ocho personajes) se enfrentan a héroes y villanos de Street Fighter (nueve personajes, con la estética de Street Fighter Alpha 2), así como numerosos cameos de personajes de ambos universos. Y a modo de colofón, el mismísimo Apocalipsis como jefe final.

X-Men vs Street Fighter también destacó introducir algo que a partir de ese momento estaría presente en todos los crossovers entre Marvel y Capcom: los combates por equipos. Así surgieron los famosos combates 2vs2 que años después se introdujeron en el primer Marvel vs Capcom y que volverán en Marvel vs Capcom Infinite.

El éxito del juego, una vez más, no se hizo esperar, alabando a la versión de SEGA Saturn y considerándola como una de las mejores conversiones de arcade a consola jamás realizadas. Una vez más, no hay que olvidar que estamos hablando de 1996.

Sin más dilación os dejamos con el tráiler del juego para consolas así como la introducción de su versión arcade. Disfrutad con el festival de mamporros comiqueros.