Las consolas Game & Watch también han sido fruto de modificaciones para convertirse en productos más comerciales. Uno de los casos lo tenemos en Boxing. ¿O se llama Punch Out!!? Este título vio la luz en 1984, como primer juego del modelo Micro vs. System. Como hemos visto en anteriores ocasiones, se trata de una portátil que permite el juego con mandos (ejem, al igual que cierta consola que verá la luz la próxima primavera).

Sus creadores debieron de pensar que si una Game & Watch iba a ser para dos jugadores, no había nada mejor que una pelea en el ring. Tal vez sea el tema menos original con el que contó este modelo de consola, pero fue uno de los más elaborados y competitivo.

Pues bien, se lanzó bajo el nombre de Boxing (otra originalidad para Nintendo), pero en Estados Unidos se comercializó con el nombre de Punch Out!!, con un motivo claro: aprovechar el éxito que estaba teniendo la recreativa con el mismo nombre. Posteriormente, esa enorme recepción llegaría a NES, a SNES, a Wii y a las actuales consolas de la compañía, siendo uno de los juegos de lucha por excelencia de la historia de los videojuegos.

Esta estrategia pudo servir para atraer a jugadores a hacerse con su consola, pero no serviría para mucho más. Es raro encontrar a alguien a quien le venga a la cabeza esta versión al escuchar Punch Out!!, por lo que la estrategia estadounidense no fue del todo válida. ¡Chúpate esa, hombrecillo naranja!

 

 

Los personajes inteligentes de Game & Watch

Boxing, Punch Out!! o como queramos llamarlo fue idéntico en sus dos versiones. Los cambios llegan en la caja y en el mismo diseño de su consola (en la americana el logo con el guante de boxeo se sustituyó por el nuevo nombre para el juego, sin dibujos). No hay cambios en su jugabilidad, pero contar con una caja distinta ya es motivo para arruinar a los coleccionistas.

Este juego se ambienta en un ring, con dos luchadores. A través de los mandos, dos jugadores pueden ponerse en la piel de los luchadores, también iguales entre ellos, a excepción del flequillo. En su caja se comprueba como son muy diferentes, pero esta Game & Watch no es la excepción en cuanto a gráficos, y el negro vuelve a ser el protagonista.

La pantalla de la consola es relativamente pequeña e incómoda para potenciar el multijugador, pero a su vez, es la más cómoda para hacerlo de todas las Game & Watch. La mejor postura era, por tanto, tumbados en el suelo para apoyar en él la consola, y con las cabezas juntas para no perderse detalle.

Una vez escogida la mejor posición, o al menos la menos incómoda, comenzaba la competición. Cada jugador contaba con su cruceta y su botón para golpear al rival. Tantos botones no eran habituales en la consola, caracterizada por los movimientos robóticos y limitados para sus personajes (en más de una ocasión, éstos se manejaban con solo dos botones de dirección).

Con todos nuestros respectos hacia el arqueólogo de Gold Cliff y hacia el futuro fontanero en Mario’s Bombs Away, los luchadores de Boxing/Punch Out!! son de los personajes más inteligentes de Game & Watch e, incluso, de futuros juegos de peleas. Y es que no sólo tendrían que limitarse a propinar puñetazos, sino a escoger dónde hacerlo y cómo defenderse.

 

 

¡Vamos Luigi!

Nintendo volvió a darse cuenta de lo útil que era la cruceta, introducida en Donkey Kong, y la incorporó en el juego que nos ocupa. Con ella, podíamos movernos de derecha a izquierda, con el objetivo de esquivar los puñetazos del rival. Su parte superior e inferior eran las que, combinadas con el botón de ‘Punch’, permitían pegar un golpe en la cabeza o en el tronco. ¡Toda una revolución para las Game & Watch nunca vista hasta la fecha!

Lo que también fue revolucionario fue el sistema de competición. Cada luchador contaría con un gráfico con su salud, que aumentaría o disminuiría en función del éxito en la partida. Se complementaba con los datos de ‘Status’, cuyo valor inicial era de 50. Conforme recibiéramos más golpes, éste iría bajando. No lo haría de igual forma si los golpes acababan con nuestra salud o si se recibían en el centro del ring o en nuestro lado.

Por supuesto, el objetivo era seguir en pie el mayor número posible de escenarios (todos iguales) para acabar con el rival lo antes posible. Esta originalidad en cuanto a personajes y sistema de puntuación lo convierten en uno de los títulos más trabajados de Game & Watch, que huye de la monotonía de los personajes sin vida y de las clásicas tres vidas.

Prueba de su buen funcionamiento (más en jugabilidad que en ventas) es su posterior versión en Game & Watch Gallery 4, con el que una servidora pasó su infancia. Esta remasterización escogió el nombre de Boxing y contó con un enorme colorido. Su protagonista fue Luigi, quien tuvo que enfrentarse a diferentes enemigos del universo de Mario. Floruga, Boo (con el guante más molón del universo) y Waluigi, con su particular forma de luchar, fueron los tres enemigos a derrotar.

El sistema de juego utilizado, que imitaba el original, eran los cinco corazones para sus dos luchadores. Si uno los agotaba, era arrastrado hacia su lado del ring, donde volvía a recibir sus cinco corazones. Si los perdía de nuevo, habría perdido ese combate. Por el contrario, si era el otro quien los perdía, volvían a trasladarse al centro, y así sucesivamente. En definitiva, una versión muy lograda para un clásico que rebosaba grandes cambios. ¡Hasta el próximo Retromanía, talonianos!