Tallon4 tuvo el placer de entrevistar durante el pasado Japan Weekend de Madrid a dos figuras muy importantes de la animación, Seiji Mizushima y Takahiro Yoshimatsu.

Durante el pasado Japan Weekend de Madrid Tallon4 tuvo la oportunidad de conocer en persona a dos importantes figuras de la animación que estuvieron directamente implicadas en la producción de uno de los animes más queridos y recordados de los años 90 y principios de los 2000. Una serie cuyo opening llegó a muchas personas que, por aquel entonces, ni siquiera sabían qué era eso del anime. Pero no os creáis que sólo son famosos por haber formado parte de Slayers (más conocido en España como Reena y Gaudi), pues también han participado en los animes Trigun, Hunter x Hunter y Evangelion, entre otros. No esperéis más para descubrir todo lo que nos contaron Seiji Mizushima y Takahiro Yoshimatsu en esta interesantísima entrevista.

Tallon4: ¿Cómo se iniciaron en el mundo de la animación?

Takahiro Yoshimatsu: Empecé con mucho interés en el manga. Quería ser dibujante de manga y, por supuesto, me gustaba mucho el anime. En la escuela superior tenía un grupo de amigos con los que realicé un corto animado en 8mm dibujando frame por frame y fotografiándolos, ya que era una época totalmente analógica en la que no había vídeo ni nada parecido. Uno de mis compañeros era Takashi Shiina, autor de Ghost Sweeper Mikami (se publicó en la Shonen Jump y tuvo anime). Cuando vi la calidad del dibujo de mi compañero pensé que nunca podría hacer un manga igual y mi sueño, mi motivación, bajó. Entonces un amigo me dijo que podría meterme en el mundo de la animación. Así pues, recopilé todos mis trabajos y los llevé al Studio Life. Concretamente se los di al animador Toyo’o Ashida. Y así fue cuando entré en el mundo de la animación japonesa.

Seiji Mizushima: Me gustaba mucho el anime y cuando vi la primera serie de Mobile Suit Gundam me hizo pensar que este medio era increíble y que quería ser profesional. A partir de entonces comencé a ver mucho anime y entré en una escuela para ser un profesional. Posteriormente decidí ser director. Más que lo que aprendí, fueron todas las personas que conocí las que me han hecho llegar hasta aquí y ser quien soy.

T4: Ambos han trabajado en la serie o películas de Slayers. ¿Qué es lo que más les gusta de esta franquicia?

Takahiro Yoshimatsu: Yo trabajé en la película y la OVA como diseñador de personajes. Lo más importante en estas partes de la franquicia de Slayers es la relación entre las protagonistas Lina y Naga. Para mí fue uno de los aspectos más importantes. También fue muy interesante la relación que tuve con las actrices de doblaje, Megumi Hayashibara (Lina) y María Kawamura (Naga). Hace poco hicieron los audiocomentarios de la edición japonesa en Blu-ray y nos volvimos a juntar todos. Fue muy interesante porque las reacciones de las dos conmigo fueron iguales que antes, muy naturales. Para mí fue una gran experiencia.

Seiji Mizushima: En la época en la que Slayers se convirtió en un éxito realmente no había muchas historias de fantasía de corte cómico. Ahora el género de las light novels ha explotado y hay muchas historias de este estilo, todas ellas muy fáciles de leer. Antes de participar en la serie, pues estuve en Slayers Next y Slayers Try, me alegré de que una historia de estas características tan concretas triunfara. Cuando trabajé en Next y en Try la gama de personajes era muy interesante y esa parte de la historia fue una de las cosas que más me gustó.

Seiji Mizushima

T4: Slayers se concibió originalmente como una novela ligera escrita por Hajime Kanzaka e ilustrada por Rui Araizumi. ¿Se contactó con ellos a la hora de hacer el anime? ¿Cómo fue la relación entre autores y estudio de animación?

Takahiro Yoshimatsu: Sí, he trabajado en algunas reuniones directamente con ellos y soy buen amigo de Araizumi. En general me resulta mucho más fácil dibujar personajes de obras en las que he podido llevarme bien con los autores, ir a tomar copas con ellos. Cuando la relación es distendida me resulta mucho más fácil dibujar a los personajes. Cuando hice la adaptación de Trigun, primero intenté tener una relación amistosa con su autor, Yasuhiro Nightow, y cuando lo conseguí me resultó más fácil dibujar sus personajes.

>> Cuando las relaciones son a través de la editorial es más difícil inspirarse para realizar a los personajes. Si hay algún tipo de fiesta aprovecho para acercarme a ellos para tener una relación cercana. De la otra manera es más frío.

T4: Takahiro Yoshimatsu, usted ha trabajado tanto en el nuevo anime de Hunter x Hunter como en las dos películas. ¿Estuvo con Yoshihiro Togashi? ¿Fue difícil realizar un nuevo anime de la serie teniendo en cuenta los numerosos parones del manga?

Takahiro Yoshimatsu: (Risas) La única excepción a lo que he comentado antes es Hunter x Hunter. No he conocido directamente al señor Togashi. Toda la información que me ha llegado ha sido por conexiones: un antiguo asistente, su esposa y cosas parecidas. A través de esos canales escuché que cuando se adaptó la serie al anime por primera vez estaba muy animado viendo la serie y excitado porque su historia se hubiese adaptado.

>> Una vez me pasaron una libreta con ilustraciones originales de autores para que también hiciera una. Cuando la estuve ojeando me sorprendí de ver un original de Gon, protagonista de Hunter x Hunter. En esa misma libreta había un original de Naoko Takeuchi, autora de Sailor Moon. Cuando me llegó esa libreta pensé «¿Qué hago para estar al nivel de estos autores?».

Seiji Mizushima

T4: Seiji Mizushima, ¿cómo fue animar la escena en la que Asuka y Shinji debían sincronizarse? ¿Hideaki Anno dio algún tipo de sugerencia?

Seiji Mizushima: En la producción de ese episodio,  y de muchos episodios de Evangelion, el responsable final del story board era el director, aunque la mayor parte del trabajo del story board lo hizo el señor  Shinji Higuchi. El grupo de gente que trabajamos en la serie era muy joven y siempre se nos dijo que trabajáramos de una manera divertida ya que era un entorno muy agradable. Hay un momento en que, en ese episodio, el EVA pierde energía, y la indicación que nos dio Hideaki Anno fue que nos inspirásemos o que tomásemos como referencia Ultraman Ace (ya que le encanta esa serie, le marcó).

T4: Takahiro Yoshimatsu realizó los cinco openings de Hunter x Hunter. ¿Cuál es el proceso a la hora de realizar el opening de una serie? ¿Cómo se escogen tanto la música como las imágenes?

Seiji Mizushima: Desde el punto de vista de la dirección, los openings son la carta de presentación de los anime. Normalmente metemos pistas sobre lo que es clave en la historia combinándolo con contenido adicional. Obviamente no se muestra de una forma explícita para que no sea spoiler. Una vez que ves la serie y después ves el opening ya puedes entender dichos elementos. Asimismo, una de las cosas más importantes es que los personajes aparezcan de una forma visualmente espectacular, algo que en ocasiones supone todo un reto. El opening tiene que hacer que la gente quiera ver el anime. Hay que hacerlo de una forma original y hay que superarse constantemente debido a la evolución de la industria.

Takahiro Yoshimatsu: El opening es uno de los primeros momentos en los que se muestra al público el aspecto visual de los personajes, no sólo el aspecto físico, sino la forma de moverse. Es muy importante esa primera impresión y es muy importante que el dibujo y la calidad de la animación sea buena. Como anécdota, os diré que cuando me encargué del opening de Trigun, hay un personaje que se llama Meryl, que es una chica. La dibujé corriendo y uno de los productores, al ver el opening, me dijo «Qué chula la animación de este chico corriendo» y le contesté «¿Cómo que chico? Si es una chica» (risas). Es un ejemplo de cómo debemos fijarnos en los pequeños detalles.

Seiji Mizushima

T4: El anime se está volviendo un tipo de ocio muy consumido en todo el mundo. A la hora de crear una adaptación, ¿se tiene a centrarlo en un producto específico para el espectador japonés o se trata de hacerlo más universal para que llegue a todos los espectadores?

Seiji Mizushima: Durante mi experiencia en el anime Mobile Suit Gundam 00 fui muy consciente de introducir mucho tema internacional. Es una serie en la que la política es muy importante, salen muchas partes internacionales  involucradas, mucha geopolítica expresada. Esto viene dado por la popularidad del anime a nivel internacional, ya que seguramente antes no habríamos hecho una serie con estas características. Nos fijamos mucho en incluir elementos de distintas naciones del mundo en cuanto a grupos humanos que aparecen en el anime o diferentes nacionalidades de los personajes se refiere. Es una oportunidad de expresar un espíritu internacional dentro de todos los elementos que forman parte de la serie, que por supuesto es una serie en la que la guerra es uno de los elementos más importantes, lo que la convierte en un buen escenario para incluir todo eso. Por supuesto, esto tiene una influencia en las motivaciones y los comportamientos de los personajes. Hemos sido conscientes de que una serie como esta se iba a ver en todo el mundo, algo que nos hizo cambiar todos esos elementos. La serie hubiera sido muy diferente si sólo la hubiera visto el público japonés.

Takahiro Yoshimatsu: Cuando participo en una obra tengo cuidado de que todos los elementos expresivos sean aceptados por un gran grupo humano de diferentes nacionalidades y culturas. Cuando trabajé en Hunter x Hunter, que es una historia que tiene muchas características de este estilo, hicimos que tuviese un tono mucho más familiar en lugar de enfocarla a los fans más hardcore. Pienso que, teniendo en cuenta las diferentes familias, todo el mundo puede ver la serie, además de aceptarla y quererla.

T4: Actualmente existe una demanda muy elevada por parte de los otakus que consumen anime. Desde su punto de vista, ¿es mejor crear adaptaciones animadas de mangas conocidos, aunque estos no estén terminados, y darles un final inventado o esperar a que esa franquicia acabe y hacer un anime completamente fiel a su original en papel?

Takahiro Yoshimatsu: Desde el punto de vista del dibujo, el trabajo suele ir mucho más fluido y sin problemas cuando hay una obra original para adaptar. Es más fácil cuando hay unos personajes con un aspecto visual ya decidido. Personalmente, me resulta mucho más estimulante adaptar obras diferentes, porque cada una tiene elementos distintos, estilos diferentes… Eso me ayuda un poco a ampliar mi estilo o a enfrentar retos a la hora de dibujar cosas que nunca había hecho antes. De vez en cuando me gusta trabajar en un proyecto totalmente original, pero sólo de vez en cuando.

Seiji Mizushima: He trabajado en todo tipo de obras, originales y adaptaciones. Me gusta trabajar en ambas, pues las dos tienen el mismo nivel de problemas y dificultad. Cuando se adapta una obra original al principio es más fácil porque prácticamente está todo decidido: el mundo, los personajes, el universo, la historia, los diálogos, etc. No obstante, en todas las obras que adaptan un manga o una novela se llega a un punto en el que hay partes que faltan en la obra original y que se necesitan para poder seguir adaptando a animación. En ese momento se presenta el dilema de si ser muy fieles a la obra original, no poner mucho de nuestra propia cosecha, o si es mejor sacar nuestra propia originalidad y añadir elementos que en un primer momento no estaban en la historia original. Eso siempre supone un dilema tanto a nivel creativo como a nivel profesional, por lo que tenemos que hablarlo con el autor, especificando los derechos de la serie, etc.

>> Por otro lado, cuando haces una obra nueva el dilema viene dado por la gran variedad de opciones que hay para elegir. Te preguntas «¿En qué género la hago: en este o en otro? Tengo la oportunidad de que este personaje sea más así, más asá». Eso también es difícil porque tenemos tanta libertad que limitar las opciones es lo que nos cuesta, pero a pesar de todo eso me gusta. Es el tipo de reto que me gusta afrontar. Realmente todo es difícil, la diferencia reside simplemente en los retos que se van presentando.

Seiji Mizushima

Desde Tallon4 queremos agradecer tanto a Seiji Mizushima y a Takahiro Yoshimatsu como a la organización de Japan Weekend, al traductor y al mánager Emmanuel Bochew la oportunidad de poder realizar esta entrevista.