En la Quinta Hora Guerra. Asignatura Obligatoria es una de las últimas novedades de Planeta Cómic. ¿Te atreves a unirte a la guerra por salvar Japón?

Siempre suele decirse que uno no valora lo que tiene hasta que lo pierde. Y en la mayoría de los casos este dicho es completamente cierto. Pero, ¿qué ocurre cuando lo que está en juego no es simplemente un objeto, sino tu propia vida y la del resto de la humanidad? ¿Estarías dispuesto a sacrificarte por un bien mayor? ¿O el temor a la muerte es mayor que tu deseo de salvar a toda una especie? Este dilema es en el que se encuentran los protagonistas de la obra que hoy analizamos. Una de las últimas novedades que ha puesto a la venta Planeta Cómic y en la que se plantea la necesidad de que meros chavales de instituto, cada uno con sus propios sueños e ilusiones, luchen en la guerra por defender su país y a sus conciudadanos. Una historia en la que los sentimientos y emociones juegan un gran papel y que, sumados al propio curso de los acontecimientos que se van narrando, sumergen al lector en un universo apocalíptico en el que hay demasiados misterios por resolver. Con todos vosotros, En la Quinta Hora Guerra. Asignatura Obligatoria, de .

“Ni se me había ocurrido que esta podía ser la guerra de la aniquilación absoluta”

En la Quinta Hora Guerra. Asignatura Obligatoria

Saku Futami es un estudiante de tercer y último curso de colegio (antes de acceder a bachillerato) que vive una apacible, monótona y en cierto sentido aburrida vida en la isla rural de Aoshima. Prácticamente acostumbrado a que nunca ocurra nada en su isla natal, Saku es consciente de que el resto de Japón lleva cinco años luchando en una guerra sin cuartel contra un enemigo del que poco se conoce y al que es casi imposible de abatir. Una muestra de los estragos que está causando ese enemigo es Reina Shinokawa, una compañera de clase que fue evacuada de Tokio cuando la capital fue atacada.

Sin embargo, la apacible vida de Saku y sus compañeros se ve cruelmente sacudida cuando su tutor les confirma que, por el artículo cuatro de la ley bélica, todos los estudiantes tienen el “privilegio” de poder ir a luchar a la guerra. Para ello, el Gobierno selecciona a alguno de los estudiantes para que cada viernes, a la quinta hora de clases, acuda al frente a realizar una misión que le es encomendada a modo de entrenamiento para combatir al enemigo. Por azares del destino, la primera persona en ser seleccionada para acudir a la lucha es la mismísima Shinokawa, quien entra en shock al conocer la noticia. Movido por su deseo de protegerla, Saku decide presentarse voluntario para ocupar el lugar de Shinokawa en el frente, pero su tutor se niega a aceptar tal proposición, ya que el propio Saku y su compañera Miyako Aishima no han sido calificados para combatir. Así pues, Saku deberá aceptar que todos y cada uno de sus compañeros arriesguen sus vidas en una guerra de la que poco se conoce (a excepción de los muchos muertos que deja a su paso) mientras trata de descubrir qué motivos han influido en su exclusión como soldado.

En la Quinta Hora Guerra. Asignatura Obligatoria (Gojikanme no Senso) es un manga escrito y dibujado por que nació en las páginas de la revista Young Ace (Kadokawa Shoten) en mayo de 2014. Tras cuatro tomos recopilatorios, la serie llegó a su fin en febrero de 2017.

Planeta Cómic anunció que se había hecho con la licencia de esta serie durante la celebración del XXII Salón del Manga de Barcelona. Tras unos meses de espera, por fin tenemos en nuestras manos el primer tomo de este seinen de ciencia-ficción que pasaremos a analizar a continuación.

Edición de En la Quinta Hora Guerra. Asignatura Obligatoria por Planeta Cómic

Planeta Cómic acerca a todos los lectores de manga una obra en la que el drama y la ciencia-ficción se dan la mano en pro de orquestar una historia diferente llena de tensión y emociones a flor de piel. Englobado dentro de la colección Babel, el primer tomo de En la Quinta Hora Guerra. Asignatura Obligatoria ha salido al mercado en formato rústica sin solapas y con sobrecubierta a un precio de 8,95 euros. Dicha sobrecubierta está protagonizada por Miyako Aishima acompañada del título de la obra, su autor y el sello de Planeta Cómic. En cuanto a la contraportada, en ella se puede encontrar la sinopsis de la historia, así como los bocetos de Saku Futami, Reina Shinokawa y un conejito de peluche cuyo significado se descubre conforme el lector avanza en la historia.

Este volumen, compuesto por ciento noventa y cuatro páginas (cuatro de las cuales son a todo color), contiene los cinco primeros capítulos de la obra, suficientes para introducir al lector en este Japón en guerra. En cuanto a su estructura, alguno de los capítulos dispone de su propia portada, mientras que el resto incluyen en la parte superior de la primera página tanto el número del capítulo como su título para situar al lector.

En lo referente a la traducción de la historia, realizada por Verònica Calafell (Daruma Serveis Lingüistis SL.), esta cuenta con un vocabulario actual y asequible para todo tipo de públicos que permite una lectura rápida. Asimismo, la tipografía del volumen es clara y perfectamente legible. Las páginas que componen el tomo son de alto gramaje, lo que se percibe en la calidad de las impresiones y de las viñetas, en las que no se encuentran borrones ni manchas provocados por la tinta. Asimismo, Planeta Cómic ha optado por traducir las onomatopeyas japonesas para ayudar a la comprensión de la obra, un trabajo minucioso que los lectores sabrán apreciar.

Lo primero en lo que cualquiera se fija en relación a En la Quinta Hora Guerra. Asignatura Obligatoria es la temática. Esta obra mezcla la ciencia-ficción y el drama para narrar una historia bélica a través de los sentimientos y pensamientos de personajes muy humanos. Desde el principio estos son reflejo de sensaciones o emociones tales como el miedo a lo desconocido o el hecho de apreciar (tras haber superado una situación que te lleva al límite) cosas que antes no se valoraban, como el estar vivo o tener a tu alrededor personas que se preocupan por ti. De este modo también se explora la complejidad de las relaciones humanas y cómo estas se van fortaleciendo ante situaciones injustas e inesperadas.

Si nos centramos en el dibujo, el arte de Yû destaca por ofrecer ilustraciones muy cuidadas y con aire clásico en las que los personajes destacan por sus líneas curvas (lo que les suaviza mucho) y su alta expresividad. Por su parte, los paisajes muestran de manera muy real y con numerosos detalles el encanto de las zonas típicamente rurales de Japón, haciéndolas tan hermosas y atrayentes como los grandes núcleos urbanos más desarrollados y modernos del país del sol naciente.

Por último, simplemente destacar que Planeta Cómic ha sacado al mercado una edición sencilla pero muy cuidada de una obra breve pero intensa que en líneas generales destaca por su lectura rápida y los numerosos interrogantes que abre con tan sólo su primer volumen. Una historia que utiliza a jóvenes estudiantes para mostrar el temor y los horrores de la guerra. ¿Te animas a descubrir los misterios de En la Quinta Hora Guerra. Asignatura Obligatoria, taloniano?