Desde hace tiempo venimos observando una tendencia al alza de japoneses casándose con sus esposas virtuales, algo que yo no contemplo porque me gusta más la carne que a un tonto un lápiz. Ahora bien, puede que ahora los japoneses se lo piensen dos veces, o al menos los que se enamoren perdidamente de Hikari, la protagonista de Summer Lesson, un juego para PlayStation VR en el que daremos clases de repaso veraniegas a una chica la mar de mona. ¿Por qué? Pues porque van a tener la posibilidad de comprar, por unos 20.000 euros de nada, una figura de tamaño real de Hikari.

La figura de Hikari Miyamoto mide 1,65 metros y es articulable, por lo que puede adoptar varias posiciones. Además, tiene pelo y piel realista, ropa de verdad y dispone de un CD con 15 minutos de voz en el que te llama por tu nombre.

Gracias a Destructoid por la noticia.