Repasamos el periplo de Guts en los videojuegos con este exclusivo de Dreamcast. ¿Listos para desmembrar Apóstoles?

Berserk es uno de los mangas más conocidos y queridos por los aficionados… y uno de los más maltratados, empezando por su autor, Kentaro Miura. Pocos hay que no estén al tanto de la irregular trayectoria del manga, tanto por los largos descansos que se toma Miura, como por los problemas de su publicación en nuestro país. De todas las editoriales que lo han publicado (Norma, Mangaline y Glénat), solamente una sigue viva a día de hoy. Parece que la ira de Guts no hace distinciones.

Pero no estamos aquí para hablar del manga o las distintas adaptaciones animadas de Berserk, sino de sus videojuegos viejunos. Y es que aprovechando el reciente lanzamiento de Berserk and the Band of the Hawk en Playstation 4, PS Vita y PC, hemos querido recordar las primeras andaduras de Guts en esto de los videojuegos. O lo que es lo mismo, de Sword of the Berserk: Guts’ Rage.

Lanzado en 1999 en Dreamcast y desarrollado por Yukes, nos encontramos ante una rara avis: en una época en la que los beat ‘m’ up y hack ‘n’ slash brillaban por su ausencia (Devil May Cry todavía no había aparecido, popularizando el género nuevamente), la última consola de SEGA recibió este exclusivo, editado en Occidente por Eidos.

La trama de Sword of the Berserk: Guts’ Rage es una historia original, situada entre los tomos 22 y 23 del manga original, y escrita por el propio Kentaro Miura, y con una apabullante banda sonora compuesto por Susumu Hirasawa, habitual en las adaptaciones animadas y videojuegos de Berserk. Canela fina.

La historia de Gut’s Rage nos muestra a Guts, Casca y Puck, enfrentados a un brote de mandrágoras que están diezmando a la población del conde Balzac. Sumadle a ello unos cuantos Apóstoles, la presencia de otros personajes de la historia original y toneladas de sangre y gore, y habemus juegazo.

El apartado técnico de Gut’s Rage se encuentra entre lo mejorcito de la 128 bits de SEGA, aunque a nivel jugable ha quedado algo desfasado actualmente. No obstante, su cuidada trama, perfectamente integrada en los hechos del manga original, su apartado técnico y el hecho de que rezume un espíritu «100% Berserk» hace que jugar a él sea de obligado cumplimiento para los fans de la obra de Kentaro Miura. Además, si estáis siguiendo la historia a raíz de la controvertida nueva serie animada, este videojuego es es el aperitivo perfecto, ya que sus hechos transcurren justo tras lo acontecido en la Torre de Albión.

Os dejamos con uno de los primeros tráilers del juego, su introducción y un poquito de jugabilidad del título. No hay nada como ver a Guts usar su Matadragones.