VIDEOJUEGOS
Now Reading
Análisis: Knights of Valour
0
Review

Análisis: Knights of Valour

by 22 Mayo, 2017

Esta longeva serie arcade por fin da el salto a consolas en un divertido F2P. ¿Estará a la altura de su legado?

El Romance de los Tres Reinos, novela histórica del s. XIV, bien puede ser una de las obras literarias que más adaptaciones a videojuego tiene. La serie Dynasty Warriors es el mayor exponente de ello, pero no por ello la única saga de videojuegos que toma como base la obra de Luo Guanzhong. Ejemplo de ello es la saga Knights of Valour, cuya entrega más reciente acaba de ver la luz en Playstation 4.

Creada en 1999 por el estudio taiwanés International Games System, Knights of Valour se presenta como una saga de beat ‘m’ up de la vieja escuela, en la línea de Final Fight o Warriors of Fate (curiosamente este último también está inspirado en el Romance de los Tres Reinos). Y aunque por aquí no sea muy conocido, tenéis que saber que Knights of Valour es toda una institución en los arcades asiáticos, contando con diez entregas hasta la fecha.

¡A LA CARGA!

Esta nueva versión, lanzada en exclusiva para Playstation 4, supone una revisión de la entrega lanzada en 2015, a la que se han incluido numerosas novedades no presentes en la recreativa original, sin olvidar su reconversión a título F2P. El juego sigue ambientado en el Romance de los Tres Reinos, concretamente en el período conocido como “La Rebelión de los Turbantes Amarillos”, en la que los eunucos conspiraron para derrocar a los oficiales del Emperador. Gobiernos corruptos, intrigas políticas y mucha acción es lo que encontramos en la novela original, pero nosotros vamos a quedarnos solamente con la acción. Eso y una combinación estrafalaria de realidad y ficción. El folclore chino, la mitología y la historia se van a dar la mano en esta propuesta de marcado corte clásico, que hará las delicias de un determinado tipo de público, ávido de porrazos de la vieja escuela.

La campaña del juego se divide en cinco actos, divididos a su vez en cinco capítulos, cada uno de ellos con sus diferentes rutas alternativas, secretos y jefes finales. El título se juega como un arcade de acción a la vieja usanza: avanzamos, derrotamos hordas de enemigos de muy diverso tipo, empleamos objetos del entorno (hasta tenemos un pequeño inventario) y empleamos magias y poderes a cada cual más devastador. Su dificultad estándar no es demasiado complicada, si bien cuando lo superemos desbloquearemos otros muchos más difíciles que nos harán sudar de lo lindo.

Uno de los aspectos que más he disfrutado del título ha sido su opción de personalización. A final de cada nivel, y dependiendo de lo bien que lo hayamos realizado, ganaremos experiencia y puntos de habilidad, para personalizar a nuestros héroes de muy diversas formas con habilidades activas, pasivas, así como combos y magias exclusivos. Durante los escenarios obtendremos equipo y armas para nuestros personajes, contando con la posibilidad de transformarlos en materiales con el que forjar nuevos objetos. De este modo, el toque rolero está más que garantizado.

Pero si somos unos ansiosos y queremos avanzar rápidamente en el juego, siempre podemos pasar por caja y comprar objetos y personajes directamente a golpe de tarjeta de crédito. Afortunadamente nuestro progreso se ve recompensado con el propio dinero del juego obtenido al superar los niveles, conectarnos diariamente, superar X desafíos, etc. Knights of Valour prima la habilidad por encima de todo, y las armas más poderosas solo se desbloquean al subir de nivel. Eso si, al morir estando a más de nivel 11 tendremos que gastar monedas para resucitar o esperar un tiempo concreto a que nuestro personaje se haya recuperado por completo.

Si ya de por si es divertido acabar con los enemigos en solitario, el juego gana enteros gracias a su modo multijugador online, en el que hasta cuatro personajes pueden unirse y hacer frente a las hordas de enemigos. Pero por otro lado nos parece incomprensible que un título de estas características carezca de multijugador offline. Hubiera sido una opción más que acertada para los más nostálgicos, aquellos que nos reuníamos en los salones recreativos y pasábamos horas y horas ante los antepasados de este Knights of Valour.

Si bien el título cumple en lo jugable, no podemos decir lo mismo en lo referido al apartado técnico, ciertamente flojo para un sistema como Playstation 4. No me malinterpretéis, en un juego de este tipo no espero fotorrealismo, pero gráficamente es innegable que parece un juego para móviles. Y aunque el apartado técnico es a lo que menos suelo prestar atención en este tipo de propuestas, lo robóticos y anodinos que son los modelados de los personajes me hacen desear la vuelta inmediata de los sprites de antaño. Parece que el “pixel art” ya no está de moda. Además, la banda sonora cuenta con melodías orientales de corte clásico, pero ninguna que vaya a quedar en nuestra memoria. Por último, sed conscientes de que el título llega con textos en inglés y voces en chino.

CONCLUSIONES

Poco más podemos añadir a nuestro análisis salvo recordaros que Knights of Valour es un título realmente consciente de sus raíces, y que tras ese envoltorio poco destacable se esconde un F2P muy bien equilibrado y que hará disfrutar de lo lindo de los que echen de menos repartir mamporros a la vieja usanza. Servidor, un enamorado de los arcades clásicos de Capcom, Konami, SEGA y SNK, está más que encantado con la enésima reivención de esta clásica historia china. ¡Nos vemos en el campo de batalla!

A favor

-Jugabilidad directa y adictiva gracias a un buen planteamiento F2P.
-Su sistema de personalización y avance de personajes.
-Campaña extensa y rejugable.
-Multijugador online para cuatro personas...

En contra

-... y ausencia total de multijugador offline.
-Apartado técnico totalmente desfasado.

Nota
Nota de Tallon 4
Nota de los lectores
Rate Here
Nota
7.0
7.0
Nota de Tallon 4
Nota de los lectores
You have rated this
About The Author
Carlos Santos