La adorable Wendy se pone en marcha para protagonizar su propia historia en la que demostrará que ya no es una niña pequeña. Os presentamos Fairy Tail: Blue Mistral.

Hace unos días saltó la noticia de que Fairy Tail, manga del autor Hiro Mashima, terminará en su tomo sesenta y tres. Sesenta y tres volúmenes de magia, acción y humor en los que el valor de la amistad y la camaradería son parte muy importante de la trama. Una trama que ha dado para mucho en todos estos años, pues Fairy Tail ha obtenido adaptación animada, novelas ligeras que han ampliado la trama, una revista contando todos los secretos de la serie y, por supuesto, spin-offs dibujados por otros autores en los que se cuentan historias alternativas de personajes del gremio. Hoy os presentamos una de estas obras, concretamente la protagonizada por la adorable Wendy. Hablamos de Fairy Tail: Blue Mistral.

“¡Soy miembro de Fairy Tail!”

Fairy Tail: Blue Mistral

La adorable Dragon Slayer Wendy, de 12 años, y su inseparable amiga Charle acaban de llegar al gremio de magos más alocado de Fiore, Fairy Tail. A pesar de que ya ha demostrado varias veces que es muy poderosa, Wendy desea volar sola y conseguir algo de dinero aceptando algunos trabajos del tablón de anuncios del gremio. Su primera tarea no podía ser más complicada, pues debe hacer frente al extraño caso del fantasma del dragón. ¿Será capaz de hacerlo sola o tendrá que pedir ayuda a sus amigos?

Fairy Tail: Blue Mistral es una obra de cuatro volúmenes firmada por Hiro Mashima y Yui Watanabe que comenzó en 2014 en las páginas de la revista Nakayoshi (Kodansha). En total, esta obra se compone de cuatro volúmenes recopilatorios. Actualmente en España ya podemos encontrar los dos primeros bajo el sello de Norma Editorial, empresa que confirmó la licencia de esta serie en junio del pasado año junto a la licencia de Fairy Tail ZerØ. Veamos qué trae este primer tomo.

Edición de Fairy Tail: Blue Mistral por Norma Editorial

Lo primero que sorprende al tener entre manos el primer volumen de Fairy Tail: Blue Mistral es el color del mismo, pues si en Fairy Tail y Fairy Tail ZerØ tenemos tonos más oscuros y adultos, aquí encontramos más variedad y colores pastel, algo que le queda que ni pintado a la pequeña Wendy. El amarillo es el tono principal tanto de la portada como de la portada, teniendo en la parte delantera a Wendy y Charle junto a los protagonistas de Fairy Tail en un segundo plano, dejándola volar sola tal y como ella quiere. Por otro lado, en la contraportada podemos leer una breve sinopsis de la historia.

Fairy Tail: Blue Mistral

Fairy Tail: Blue Mistral viene presentado en formato rústica con sobrecubierta plástica (que podemos retirar para ver una historieta extra) y un tamaño de 11,5×17,cm, el mismo que posee tanto la historia principal como el spin-off Fairy Tail ZerØ, por lo que no tendremos ningún problema a la hora de poner esta colección junto a nuestros volúmenes de esta serie. De esta manera todo estará colocado sin que haya ningún volumen que sobresalga por encima de otro. Una maravilla para los más perfeccionistas.

Ciento sesenta páginas en blanco y negro divididas en cuatro episodios son las que componen este volumen. Además, las primeras páginas nos ponen en situación presentándonos el universo en el que transcurre la historia y quiénes son los personajes que aparecen en ella. Al final, Rui Watabane tiene unas agradables palabras en forma de manga en las que comenta cómo es realizar esta historia. Un punto de humor que logra que le cojamos cariño a la autora.

Fairy Tail: Blue Mistral

Por último, pero no menos importante, la traducción a nuestro idioma está firmada por Olinda Cordukes, quien no duda en utilizar un vocabulario muy sencillo de seguir por todo tipo de público que quiera zambullirse en esta mágica historia. Frases con mucho poder y sentimiento se entremezclan con un humor que cualquiera puede entender.

Conclusión

Fairy Tail: Blue Mistral es un adorable spin-off que indaga aún más en lo sentimientos y pensamientos de la adorable Wendy y todo por lo que tiene que pasar para convertirse en una Dragon Slayer fiable y poderosa. Por supuesto no faltan las altas dosis de humor para hacer de esta historia un complemento perfecto para los fans de Fairy Tail que ansíen tener todas las obras que van saliendo de su serie preferida. Y es que es más una obra dirigida al público que sigue la trama principal que a nuevos lectores. No obstante, aquellos que empecéis por Blue Mistral y quieran seguir las idas y venidas de los integrantes del gremio no tienen que echar mano de la historia firmada por Hiro Mashima.

Mención especial merece el dibujo de Rui Watanabe, pues dejamos a un lado el estilo shônen para centrarnos en un dibujo al más puro estilo shôjo, con líneas finas y moldeados dulces de ojos grandes con gran expresividad en los primeros planos. Un dibujo que enamora desde las primeras páginas hasta el final.

Talonianos, si ya en Fairy Tail os encantó el personaje de Wendy, en Fairy Tail: Blue Mistral os enamorará. Esto es también gracias al trabajo que ha hecho Norma Editorial con esta edición en castellano, la cual está cuidada al más mínimo detalle y que desprende toda la magia que un miembro de Fairy Tail tiene en su corazón.

Fairy Tail: Blue Mistral