Kyoto es conocida por conservar el estilo tradicional del antiguo Japón en muchos de sus barrios y casas, en parte gracias a ser una de las pocas ciudades que sobrevivieron intactas, sin bombardeos, en la Segunda Guerra Mundial.

Gracias a eso ahora podemos pasear por muchas zonas de la ciudad y transportarnos a la era Edo, incluso a Heian. Uno de los lugares que recibe más turistas de la antigua capital es el recinto templario de Kiyomizu-Dera y las calles colindantes, como la calle histórica Ninenzaka.

 

Ahora esa misma calle, que seguro que habéis visto en muchas postales de la ciudad, albergará a partir del próximo 30 de junio un Starbucks. Pero no será uno de tantos que pueblan Japón y el mundo entero, ya que está construido a partir de la restauración de una casa tradicional de más de 100 años, conservando todos los motivos y decoraciones necesarios para no romper el encanto del lugar (ni las leyes de conservación histórica, imaginamos…).

La casa histórica antes de la transformación

Aquí os dejamos con algunas de las imágenes que han publicado medios nipones sobre el establecimiento. Pese a todo el esfuerzo que la cadena ha volcado en la conservación del lugar, en mi opinión es una pena que no se utilice para albergar un establecimiento más tradicional.

Fuente e imágenes: Spoon Tamago