El juego de final de año, sin lugar a dudas, va a ser Super Mario Odyssey. Todas las noticias que nos llegan sobre él, menos la ahorrada de las posesiones de enemigos, que busca eludir idioteces satánicas, son fantásticas. ¿Cuál es la última de ellas? Pues que el juego tendrá entre 30 y 50 lunas para recolectar en cada nivel, hecho que me pone más palote que ver una película porno con gafas VR.

Sé que no tiene que ver mucho con la noticia, pero os vuelvo a poner el vídeo de Super Mario Odyssey en el E3. ¡Maravilloso es poco!